in

Animales Nocturnos, un noir moderno y elegante que te estremecerá

Animales Nocturnos
  • Cierra el 2016 viendo Animales Nocturnos, el segundo largometraje de Tom Ford que te estremecerá con su historia de venganza

  • Animales Nocturnos es sencillamente un ejercicio de estilo, una pieza exagerada y perfecta que será recordada como una de las mejores películas del 2016

Animales NocturnosTom Ford reafirma con Animales Nocturnos (Nocturnal Animals, 2016) su profunda sensibilidad autoral en la dirección, dotado de un sentido narrativo lucido y un temple estilístico preciosista que conjugados han creado un relato perturbadoramente suntuoso que hereda de su oficio como diseñador de alta costura toda la elegancia y pulcritud de sus trazos para enmarcar un noir moderno, violento y retorcido sobre la venganza.

La segunda película de Ford no dejará indiferente a nadie, ya desde los créditos iniciales lo deja en claro al mostrar cuerpos femeninos voluminosos y desnudos que se mueven en cámara lenta sobre fondos de intensas tonalidades rojizas y, es que, Animales Nocturnos es sencillamente un ejercicio de estilo, una pieza exagerada (en el mejor de los sentidos) y perfecta que será recordada como una de las mejores películas del 2016, un brutal thriller que habla de la hiriente crueldad de una pareja que detona una de las venganzas más purificadoras y satisfactorias que se hayan visto en una ficción.

Animales Nocturnos

Trastocando las débiles líneas que separan al amor del odio y la venganza de la redención, Animales Nocturnos nos acerca a la intimidad de Susan Morrow (Amy Adams), una mujer cómodamente casada, atractiva y dueña de una galería de arte moderno que repasará su fallido matrimonio con su ex esposo Edward (Jake Gyllenhaal) a raíz que éste le hace llegar una copia del libro al que ha titulado “Animales Nocturnos”. A partir de entonces, Susan se sumergirá en la lectura de una historia sórdida y violenta que contestará alguna de sus preguntas pero le abrirá otras.

Una historia metaficcional fascinante pero brutalmente retorcida

Animales Nocturnos

Decía al inicio que Ford demuestra en Animales Nocturnos su gran talento como contador de historia, adaptando él mismo la novela de Austin Wright, Tony and Susan, con una habilidad que directores más experimentados desearían, ensambla una narrativa que va y viene a través de tres tiempos distintos: el presente donde conocemos la vida de Susan incluyendo la llegada del libro y su relación con su marido Walker (Armie Hammer); el tiempo literario (el relato escrito por Edward) y el pasado constituidos por los recuerdos de Susan.

Kubo y la Búsqueda del Samurái, una joya de la animación moderna

Son estos tres niveles sobre los que Ford apoya la carga dramática para construir una metaficción exquisita con imágenes superpuestas para suturar los huecos narrativos que no le son explicados al espectador pero sí sugeridos, en el mejor de los casos esa información se encadena con retorcidas transiciones de espejo que perturban por su bella composición pero su brutal contexto.

Ejercicio visual preciosista

Animales Nocturnos

Así como narrativamente es una historia mezquina, el apartado fotográfico de Animales Nocturnos resulta ser violentamente impactante, cuajando un ejercicio visual preciosista e indisociable a su hipnótico historia.

Pero, Animales Nocturnos logra tal nivel de retorcida tensión gracias a las potentes actuaciones de Amy Adams, Jake Gyllenhaal, Michael Shannon y un sorprendente Aaron Taylor-Johnson quien muestra una evolución actoral fascinante merecedora de todas las nominaciones posibles de la temporada de premios 2017. Sin duda, Animales Nocturnos es una película de y para actores de carácter que también perfila a Tom Ford como un gran director de actores.

Es a partir de la polaridad de sus contrastes, entre la belleza formal y el turbio relato que se cuenta, el lugar donde Animales Nocturnos encuentra su identidad y toda su riqueza ficcional, semejante a una caja de pandora que libera los demonios más demenciales para entregar un áspera tratado de la venganza como catarsis personal trascendente cuyo corazón no es otro que un triste y oscuro thriller texano.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora_)

Nocturnal Animals – Animales Nocturnos
Dirección y Guión:
Tom Ford
Fotografía: Seamus McGarvey
Actúan: Amy Adams, Jake Gyllenhaal, Armie Hammer, Aaron Taylor-Johnson, Michael Shannon, Isla Fisher, Karl Glusman
Fecha de estreno: 29 de diciembre de 2016

Tres herramientas digitales para sacarle jugo a las vacaciones

El cantante de Dragon Ball Z hace la versión rock de Ángeles Fuimos