in

¿Por qué comprar por internet?

Comprar por internet

e-commerce

Internet, como en todos los ámbitos ha venido a modificar los hábitos de consumo de las personas. Si bien, no es un medio aun disponible para una gran cantidad de personas, cada vez son los que teniendo la posibilidad utilizan medios electrónicos para hacer sus compras.

Las personas que hasta hace poco, y me incluyo, desconfiaban de adquirir cualquier tipo de producto o servicio en línea, gradualmente vamos aprendiendo que el riego es igual a las operaciones en el mundo “real”, darle la tarjeta de crédito al despachador de gasolina o al mesero del restaurante hoy en día es más riesgoso que hacer una compra en Internet. Las empresas cada vez más se preocupan por el tema de la seguridad y eso es de agradecerse.

Ahora bien, el tema de las compras en internet tiene diversas vertientes, uno de ellos tiene que ver la con la facilidad de uso de los sitios web, hay estudios que indican que las personas sólo dedican el 5% del tiempo que navegan en un portal a la compra. El restante 95% se dedica a buscar información sobre el producto, ver artículos relacionados o bien a comparar precios. En Latinoamérica al menos, la mayoría de los sitios con e commerce apenas se preocupan por estos tema. Asumen que el comprador ya tiene toda la información de su producto y se enfocan sólo a la experiencia de compra. En ese sentido Amazon es el ejemplo de un sitio bien realizado, con buenas descripciones, posibilidad de comparar, artículos relacionados, etc, etc.

Otro tema fundamental lo representan los bancos que proporcionan la infraestructura o gateway por los que deben pasar las transacciones. Pareciera que su misión en la vida es entorpecer en vez de ayudar. Recientemente la experiencia con una empresa cercana y amiga que desarrollaron un producto de servicios de viajes en el Caribe mexicano, encargaron el desarrollo a una empresa Coreana, lo cual les tomo seis meses. El sólo tema del enlace del sistema con algún banco tomo más de 8 meses. Para empezar casi ningún banco te apoya en este sentido, después las cuestiones técnicas representan un dolor de cabeza.

Supongamos que ya todo se soluciono y tenemos lista nuestra plataforma de ventas en línea y dejemos de lado esos inconvenientes. Desglosemos ahora algunas de las ventajas de comprar por internet.

Comodidad y la facilidad
Lo primero es la comodidad y la facilidad de uso que destacábamos antes, la experiencia de compra debe ser placentera y fácil de realizar, y ojo: no bebe enfocarse a la compra final. En un mundo ideal, las tiendas online no están sujetas a horarios, así que pueden operar las 24 horas del día, 7 días a la semana por 365 días. Podemos comprar lo que se nos antoje el día que queramos.

Comparar
Recordemos que nuestro cliente quiere otros servicios agregados, como comparar, ver cosas similares, etc. La gente le da mucho valor a la información detallada de lo que va a adquirir, pero quiere más. También busca alternativas, así que lo más seguro es que busque productos similares y requiere compararlos en características y precio. El modo tradicional para comprara antes implicaba recorrer varias tiendas e ir anotando, con la consecuente perdida de tiempo. Hoy en día la gente puede abrir varias pestañas de su navegador para ver la mismo tiempo las cualidades y ventajas de uno u otro producto.

Mejor precio
Aunque si bien esto no es del todo cierto, la gran mayoría da facilidades y mejores ofertas para quienes adquieren en línea. Apple es un extraordinario ejemplo de ello. Amazon también. Según indicadores de diferentes asociaciones de comercio electrónico, los consumidores ahorran hasta un 15% y aún el envío no anula este ahorro. Otros optan por comprar en línea y recoger en locales físicos. Portales como Volaris sólo venden en línea y han prescindido de operadores telefónicos. Además de implementar agresiva ofertas online. La reserva de boletos para espectáculos es otro de los que han sabido capitalizar la venta por internet.

Puedo comprar productos desde cualquier parte del mundo
Con internet no existen las fronteras, si se me antoja un producto de Japón o Australia lo puedo adquirir. Ya sea una camiseta o una memoria USB o quizás una funda para mi smartphone o un libro que solo se consigue en Estados Unidos. Puedo adquirirlo ya, y en cualquier uso horario. ¿No es maravilloso?

Certeza en la entrega
Las empresas serias dejan bien claro desde un inicio los costes y los plazos de entrega. Que en términos generales no deben exceder dos o tres días, y hasta una semana o dos para envíos internacionales. Esto otorga certeza y seguridad a los clientes. Las compañías procuran salvo algunas excepciones de cumplir a cabalidad su plazos, pues ello significa fidelidad a la marca. La otra opción, es comprar en línea y recoger en las tiendas físicas.

Si se les ocurren algunas otras ideas sobre las ventajas que representa comprar en internet, por favor, déjenlos en los comentarios.

Imagen cortesía Fotolia.

No olvides seguirnos y comentar en Twitter y Facebook

Por Raúl Ramírez

Tech journalist, diseñador, blogger, marketing digital. Editor en jefe en https://isopixel.net. Colaboro en @Nibble20. Speaker, marketing, gadgeteer & serial geek.