in

Sony HTMX-T1 personal 3D, la realidad virtual cada vez más cerca

%nombre de archivo%

%nombre de archivo%

La pantallas 3D generaron mucha excitación en el momento de su lanzamiento, pero después de que poco a poco las pudimos probar nos dimos cuenta de que no eran lo que esperábamos.

El problema  probablemente se debía a que nos acostumbramos al 3D que observábamos en las salas de cine, y esperábamos ver algo bastante similar en las pantallas.

Muchos mencionaban que era necesario similar condiciones, es decir colocar la TV en una sala oscura y a cierta distancia, además de colocarte en un buen ángulo de visualización, preferentemente al centro.

Un sin número de indicaciones que nos dejaron un poco decepcionados de estas tecnologías.

Por su parte Sony, deicidio corregir ese problema, proporcionándonos un dispositivo que nos proporcionara una verdadera experiencia digital en 3D.

La compañía lanzo el HMZ-T1 Head Mounted Display, una especie de diadema-casco, que incluye un par de monitores OLED de 0,7 pulgadas y resolución 720p que se colocan  a unos dos centímetros y medio de tus ojos, con el objetivo de emular la sensación de ver una pantalla IMAX de 228 metros a 6 metros de distancia, con un campo de visión de 45 grados y sin la necesidad de tener un proyector gigante.

%nombre de archivo%

La experiencia no acaba con las pantallas, ya que incluye surround 5.1 simulado en sus auriculares y una caja de proceso externa que se encarga del escalado y otras funciones relacionadas con la imagen.

El dispositivo se encuentra conformado por dos partes, el visor, el cual se conecta a una caja separada de procesos, un pequeño dispositivo que tiene una entrada y salida HDMI.  Ambas partes se encuentran conectadas permanentemente, para esto se cuenta con un cable de aproximadamente 3m de largo, y aunque su extensión es bastante aceptable, en ocasiones podría llegar a ser una limitante.

El visor debe estar bien colocado para lograr una imágenes perfecta, en algunos casos es necesario mover un poco las pantallas OLED para obtener la vista adecuada.

Este dispositivo, como es de esperarse funciona por medio del Play Station, la consola de la misma compañía.

La experiencia que brinda al usuario es bastante favorable, ya que aunque llevándolo a la practica no se siente como si fuera una pantalla IMAX, si se persive como una gran pantalla de cine. La imagen se amplia a lo largo del rango visual, notándose solo un pequeño cambio en el punto en que la vista se curva.

La calidad de la pantalla y los colores mostrados son verdaderamente excepcionales.

En cuanto al movimiento, también se encuentra muy bien resulto, la pantalla tiene una resolución de 1280x720p.

%nombre de archivo%

“El contenido 1080p se escala y por la visibilidad de los píxeles OLED tienes la sensación de que se pierde algo de detalle, pero el movimiento no tiene ningún tipo de parpadeo.”

El Personal Viewer tiene varios presets para la imagen, entre los que se encuentra el Modo Cine, Cálido y frio, entre otros. Estos modos proporcionan una mejor experiencia, permitiendo que adaptes los colores al videojuego que estés utilizando.

La pantalla soporta el modo ‘deep colour’ HDMI 1.3, el cual amplia el rango de color disponible en la mayoría de HDTVs.

En términos del soporte de sonido surround 5.1, hay disponibles varios modos: Cine, Juego, Música y Estándar.

“El juego 3D con HDMI 1.4 llega a 60Hz con la PS3 en el formato 1280×1470, con 720p para cada ojo. Juegos 3D nativos a 720p como Super Stardust HD y WipEout funcionan genial con las pantallas OLED, pero los juegos 3D sub-HD como Uncharted 3 también funcionan sorprendentemente bien.”

Sin duda un Gadget con el que podrás experimentar una nueva forma de disfrutar de tus videojuegos favoritos, aunque claro todo tiene su precio y el de esta maravilla ronda a los $800 dólares, no muy accesible que digamos. Pero si se animan a comprarlo, seguro que lo vale.

 

fuente: Gadget review