in , ,

Otro caso de plagio en el diseño

En Duopixel, uno de los blogs de los mejores blogs de diseño en español, me entero de otro lamentable caso de plagio.

Se trata de una copia descarada hecha por Contact Forum, los cuales encargaron a la empresa de Jaime Martínez, un sistema de identidad gráfica para la celebración de los 130 años de la Telefonía en México y de los 100 años de la Telefonía Comercial Mercadotecnia a Distancia.

Para no hacer el cuento largo (si desean enterarse de todo, lean la nota en Duopixel) Jaime y si equipo se pusieron a trabajar entregando una propuesta, curiosamente tras esto, la empresa les dio largas y ya nunca más volvieron a saber más de ellos, hasta que en el periódico Reforma y otras vías se dieron cuenta que los logos que finalmente estaban usando los de Contact Forum se parecían sospechosamente a las propuestas que previamente ellos habían enviado:

Aquí la prueba:

Crimen

“Nuestro logotipo sintetiza 100 años de historia dentro de tres caracteres numéricos (un uno y dos ceros) y lo hace con un mensaje bastante sencillo: transición, avance tecnológico. De repente, tres números se convierten en sinónimo de historia. Es específico y representativo, es interpretable y reflexivo.

La primera propuesta oficial sin embargo, muestra un disco de marcado en lugar de un cero. Pues sí, algo tiene que ver con telefonía, pero nada más. El espacio (tracking) entre el uno y el tres está tan mal corregido que empiezo a sospechar que los culpables del robo no tienen mucha sensibilidad tipográfica.

Por razones que desconozco, la palabra “años” está ubicada en una sección de poca o nula atención visual y alineada contra no se qué cosa. Está tan apretada en esa esquina que no puede respirar. Lo único que esto hace es confirmar mis sospechas: la delicadeza tipográfica no es la tarjeta de visita de este ladrón.

¿Qué sucede con los descriptivos de cada logotipo?
No logro entender la manía de algunos diseñadores para colocar tres o cuatro palabras en un bloque justificado disminuyendo los espacios entre las letras y el cuerpo del texto al nivel de la ilegibilidad, desfigurando y dejando irreconocible la métrica original de la tipografía. Tal parece que a nuestro sujeto le atrae la violencia también.”

Si tienes un weblog, sería bueno que comentaras el caso. Afortunadamente los blogs y las redes sociales nos permiten a los diseñadores defendernos un poco ante este tipo de prácticas inescrupulosas

Tech journalist, diseñador, blogger, marketing digital. Editor en jefe en http://isopixel.net. Colaboro en @Nibble20. Speaker, marketing, gadgeteer & serial geek.

Copada – Menéame argentino

Curso de caricatura