in

Tarjetas de prestaciones, el primer paso a la bancarización y la inclusión financiera digital: Up Sí Vale

4 de cada 10 usuarios de las tarjetas de Up Sí Vale ya han usado sus tarjetas digitales, físicas o ambas para comprar en línea.

Tarjetas de prestaciones, el primer paso a la bancarización y la inclusión financiera digital

Si bien el sector bancario en México ha crecido en los últimos años, aún existen limitantes básicas que frenan la inclusión financiera en el país. Según datos de la Asociación de Bancos de México, 53% de los adultos mexicanos aún no tienen una cuenta bancaria y 7 de cada 10 no tienen acceso a algún tipo de crédito.  

Si a esto le sumamos que las restricciones sanitarias por COVID-19 han incentivado cada vez más el uso del dinero plástico y las transacciones digitales versus el efectivo, la brecha de inclusión financiera se abre aún más para ese 53% de los mexicanos. Es por ello que Up Sí Vale ve en sus tarjetas de prestaciones una puerta de entrada para que las empresas puedan ayudar a sus colaboradores a mejorar su calidad de vida accediendo a más oportunidades de compra.

Y es que de acuerdo con un estudio realizado a los usuarios de Up Sí Vale, 6 de cada 10 ya ha realizado alguna compra en línea; 45% declara que su experiencia ha sido buena, el 10% que ha sido regular y solo el 5% no tuvo la mejor experiencia. Además, 61% considera que ha comprado más en línea a partir de la contingencia y 14% lo hizo por primera vez a raíz del confinamiento. 

Datos de la AMVO señalan que en estos dos años el consumidor ya reconoce los beneficios de las compras online, más allá del precio, las entregas, el evitar los traslados,  los precios y productos especiales fueron los principales motivos para optar por el comercio electrónico. Además en 2021 el e-commerce alcanzó un valor de $401.3 millones de pesos, con un crecimiento del 27% en comparación con el año anterior y México es uno de los países con mayor peso de e-commerce Retail superando el promedio mundial. 

Sin embargo existe aún desconfianza entre algunas personas, según datos de Up Sí Vale, 25% de los encuestados aún desconfía de la seguridad y teme que la información de sus tarjetas quede expuesta en la red; 20% dice que le parece complicado o no entiende bien cómo funcionan las compras en línea y el 12% acepta ser parte de esta población no bancarizada que no lo ha hecho por no contar con una tarjeta para realizar sus compras.  

Es por ello que Up Sí Vale ve en sus tarjetas de despensa, incentivos, oficina en casa,  etcétera, una alternativa para que las personas que aún no están bancarizadas o no están familiarizados, puedan irse incorporando poco a poco a estas oportunidades. 4 de cada 10 usuarios de las tarjetas de Up Sí Vale ya han usado sus tarjetas digitales, físicas o ambas para comprar en línea; cuando se cuestionó a los otros 6 por qué, una tercera parte dijo que no sabían que podían hacerlo. Sin embargo, cuando se les dijo que pueden hacerlo, el 38% dijo que ahora que lo sabe la usará y el 33% declaró que, aunque no sabe cómo hacerlo, quiere aprender cómo. 

Según datos de Up Sí Vale, durante 2021 se han realizado más de 5 millones de transacciones online y los principales giros comerciales que se utilizaron fueron, supermercados, ventas al detalle, misceláneas, gasolinerías y marketplaces como Amazon, MercadoLibre, además de que la compra de comida a domicilio en plataformas como Rappi, Uber Eats o DiDi Food también ha representado un incremento.

Las nuevas alternativas de pago día con día cambiarán la percepción de los usuarios, mediante el uso de tecnología de punta y de soluciones que se acoplen a las necesidades de los usuarios. Por ello contar con tarjetas que permitan adentrarse a la bancarización y a perder el miedo a usarlas en comercios online permitirá que la transformación financiera del país vaya por buen camino hacia soluciones cada vez más fáciles de usar, seguras y transparentes.