in

COVID-19 detonaría hasta 133 millones de puestos digitales

Con la aceleración digital que dejará COVID-19, resulta esencial capacitar a la fuerza laboral y evitar perder 20 millones de empleos hacia 2030.

COVID-19 detonaría hasta 133 millones de puestos digitales

De acuerdo con especialistas del ISDI, escuela de negocios digitales, la pandemia de COVID-19 acelerará la automatización, lo que podría devenir en un escenario poco favorecedor para la fuerza de trabajo humana en el caso de no implantarse medidas y estructuras adecuadas ante las nuevas responsabilidades y avances, teniendo como prioridad la necesidad de volver a capacitar a la fuerza de trabajo, y la creación de nuevas posiciones digitales.

En el reporte de Hanspal para la Foro Económico Mundial, las nuevas tecnologías de automatización ganan más tracción cada año. En 2018, se desplegaron más de 40 mil robots industriales en las fábricas estadounidenses, un aumento del 22% respecto al año anterior. Por su parte el informe Future of Jobs, del mismo organismo, señala que las máquinas y los algoritmos contribuirán con 42% del total de task hours en 2022.

Actualmente un solo empleado puede manejar de una a dos máquinas, lo cual en un futuro podría traducirse a 10 o 20 máquinas por individuo ante el acelerado crecimiento del uso de tecnología inteligente y automatización, lo que podría conducir a un desplazamiento de 20 millones de empleos para 2030 según Oxford Economics.

En el análisis dado a conocer por el ISDI se aseguró que la preparación, reeducación y actualización de los equipos de trabajo, así como la adopción de un verdadero entendimiento digital resultará básico y será una labor clave de los líderes de las empresas, pues además de tener mejores oportunidades, será esencial para que los beneficios que adquiera el negocio sean plenos y se compartan de manera amplia y equitativa entre los trabajadores, los consumidores, las empresas y la sociedad.

Como ejemplo de lo anterior, el ISDI aseguró que compañías como Amazon o Stanley Black & Decker, motivan a sus empleados a capacitarse en diversos nuevos skills que benefician al individuo y los equipos de las empresas creando nuevas oportunidades de negocio. Asimismo, los programas ayudan a los colaboradores a aspirar a mejores puestos y salarios dentro de la organización.

De acuerdo con la escuela de negocios, otras industrias también deben prepararse para formar parte de estos cambios positivos valiéndose de 3 factores:

  • Research: entender el impacto real de la tecnología es fundamental para dirigir los esfuerzos de actualización. Mantener una línea abierta de comunicación con clientes y monitorear, identificar y rastrear las brechas de habilidades y los requisitos resultantes de la implementación de productos y servicios.
  • Partnership: identificar y forjar sociedades con las partes interesadas locales -como escuelas de formación especializada-, puede proporcionar a los trabajadores acceso a programas de capacitación y certificación.
  • Programas piloto: programas piloto de reskilling puede proporcionar capacitación práctica para los trabajadores sobre cómo usar las nuevas herramientas digitales de manera más efectiva.

El ISDI reconoció que si bien el proceso de transformación digital puede ser difícil para los trabajadores que han tenido una exposición limitada a la tecnología, gran parte de la capacitación resulta, en la mayoría de los casos, bastante simple y exitosa; logrando completar su capacitación en muy poco tiempo.

No olvides seguirnos y comentar en Twitter y Facebook

Por Raúl Ramírez

Tech journalist, diseñador, blogger, marketing digital. Editor en jefe en https://isopixel.net. Colaboro en @Nibble20. Speaker, marketing, gadgeteer & serial geek.