Después de algo que comenzó como un chiste, el ciudadano estadounidense Donald Trump, del Partido Repúblicano, se proclamó como presidente electo de los Estados Unidos, después de una votación muy cerrada que se alargó hasta la 01:00 hrs de este miércoles en donde fue su rival del Partido Demócrata, Hillary Clinton, quién via telefónica aceptó su derrota en el ejercicio electoral que otorgaba la oficina oval durante el periodo 2016-2020.

20161109-trump01

En su discurso, Donald Trump agradeció a Clinton su servicio al país y resaltó la lucha que ofreció en la contienda electoral, pero aseguró que su nación se encontraba en buenas manos. Por su parte extendió la mano a todos aquellos que no votaron por él y ofreció trabajar en conjunto para hacer de Estados Unidos una gran nación de nuevo.

Al momento de la redacción de esta nota, el conteo de los votos aún no terminaba, aunque Donald Trump logró 288 votos electorales que fueron suficientes para ser considerado “Presidente Electo”.

El estado de Florida fue determinante para la victoria de Donald Trump y es que, si bien Clinton llegó a tener una ventaja de 4 puntos, ésta se desvaneció poco a poco hasta revertirse el resultado que se definió por tan solo 125 mil votos (cerca del 1.4% de dicho padrón)… dicho estado ofreció 29 votos electorales.

20161109-hillary01

Pennsylvania también fue un estado que sorprendió mundo al otorgar sus 20 votos electorales a Donald Trump y es que Hillary Clinton era ampliamente favorecida en las encuestas previas a los comicios.

Para México, la elección de Donald Trump no son precisamente buenas noticias y es que durante su campaña presidencial, uno de los ejes dentro de su estrategia fue proponer un muro que evitara la inmigración de mexicanos a su país. De la misma manera, en tono hostil, aseguró que haría pagar a México por dicho muro, algo que hasta la fecha no sabemos si cumplirá o no.

De esa manera termina la historia de esta elección que fue una derrota dolorosa no solo para Hillary Clinton y el Partido Demócrata, si no también al actual presidente Barack Obama que verá empañado su legado al recibir una administración que no se identifica con su manera de gobernar al país más poderoso del mundo.