in

¿Quién ganó el primer debate presidencial?

blank

blank
El día de ayer se llevó a cabo el primer debate presidencial el cual tuvo grandes sorpresas para la mayoría de nosotros ya que más de uno se quedó con un sabor de boca más bien acre después de ver  el formato y las intervenciones de los participantes.

Las principales sorpresas además de la edecán que incluso llegó a ser Trending Topic durante las dos horas del debate fue que no hubo un claro ganador, ni un claro perdedor. Definitivamente las lecturas del debate pueden ser variadas y pueden matizarse según el candidato de su preferencia; sin embargo, lo que sí considero como un elemento importante a destacar fue que las mejores calificaciones a los candidatos vino de su elocuencia para hablar por sobre la viabilidad o pertinencia de sus propuestas.

Pero más allá de hacer una interpretación de lo que se esperaba y lo que sucedió (que todo aquel que lo haya visto tendrá una mejor opinión), aquí van algunas de mis apreciaciones al respecto.

Enrique Peña Nieto (PRI, PVEM)

  • Se mostró en la misma línea de siempre, refrendando sus compromisos y su capacidad para cumplir, dando como ejemplo el Estado de México.
  • Buena parte de su tiempo lo canalizó para contestar los cuestionamiento que vinieron de Vázquez Mota y López Obrador, en la mayoría de las veces saliendo airado, pero sin contundencia.
  • Su discurso fue un poco errático y trastabilló levemente en varias ocasiones sin que esto representara un problema de imagen fuerte.
  • Hizo en realidad pocas propuestas, y fue, como suele ser, políticamente correcto en lo que dijo sin hacer declaraciones de fondo ni propuestas.
  • No tuvo grandes pérdidas ni errores que lamentar pero tampoco grandes momentos ni nada que destacarle positivamente.

Josefina Vázquez Mota (PAN)

  • Tuvo un discurso familiar y económico centrándose en sus logros contra la pobreza cuando fue secretaria de Desarrollo Social
  • Gran parte de sus participaciones fue para cuestionar a Enrique Peña por sus compromisos incumplidos y su falta de honestidad.
  • Supo balancear correctamente los cuestionamientos hacia Peña y sus propuestas, que igualmente mostró claras y desde una posición emotiva dirigiéndose a jóvenes y mujeres con particularidad.
  • Se mostró mejor que en otras ocasiones y sin duda en este debate fue de las más beneficiadas a pesar de ser quienes más entró en el golpeteo de acusaciones.

Andrés Manuel López Obrador (PRD, PT, Movimiento Ciudadano)

  • Fue el que más resintió el formato del debate. Los tiempos asignados no compaginaron con la forma de hablar del tabasqueño. Se mostró poco flexible y novedoso.
  • Sus mejores momentos fueron cuando reviró las acusaciones que le hizo Peña de los ya muy conocidos casos de Bejarano y Ponce.
  • La mayor parte de su tiempo la ocupó en reforzar su mensaje de la imposición de Peña Nieto por parte de las televisoras, de la corrupción y de que PRI y PAN representan lo mismo.
  • Tuvo intervenciones sobradas como en donde mencionó a Antonio López de Santa Anna y Lucas Alamán.
  • Pudo aprovechar mejor la oportunidad de confrontar a los demás candidatos y mostrarse dinámico, aprovechando el tiempo disponible; sin embargo dejó la sensación generalizada que no lo hizo bien al mostrarse inflexible y sin novedades.
  • Las mejores percepciones de lo que hizo Andrés Manuel en el debate quizá vengan de las personas que desconocen totalmente su discurso. Para quienes lo seguimos de cerca sonó por demás reiterativo.

Gabriel Quadri de la Torre (Nueva Alianza)

  • Supo aprovechar su condición de no ser un político de carrera para distanciarse del resto de los candidatos.
  • Se mostró sumamente elocuente, preciso y sin duda fue el que mejor aprovechó la dinámica al no perder tiempo en críticas reiteradas sino en mostrarse como alguien diferente del resto de los tres.
  • Su posición de último en las preferencias le dio la libertad para proponer sin miedo y tratar de convencer al mayor número de indecisos. Aunque su verdadero fin no es ser Presidente de México, sino que Nueva Alianza mantenga su registro como partido político y seguir recibiendo financiamiento público.
  • Tuvo una imagen fresca y sin duda su mensaje fue el que llegó con mayor claridad a muchas audiencias.

 

Estas son algunas de las apreciaciones muy generales que tuvieron lugar el día de ayer. Nada es definitivo y la forma en que debatieron en nada cambia los proyectos de nación que cada uno de representa. En este primer debate de al menos otro que se llevará a cabo el próximo mes, la elocuencia ganó por sobre las ideas y cada candidato hará su mejor evaluación a partir del objetivo que se haya planteado para este.

 

El debate definitivo tendrá lugar el 10 junio y sin duda que varios de los candidatos hoy se habrán reservado parte de su “arsenal” para ese día. Mientras tanto, a muchos ciudadanos nos dejan con la sensación nuevamente que la política y los políticos son ajenos a nuestros intereses y preocupaciones y solo disputan el poder en beneficio propio.

Las Redes sociales por su parte dieron reflejo de las percepciones anteriores y afortunadamente la construcción de Trending Topics, a pesar de comenzar antes del inicio propio del debate, las cuentas amañanadas y bots de los candidatos no marcaron la línea ni el sentir de aquellos que se sentaron a escuchar a los candidatos presentar sus propuestas de gobierno. Este es sin duda un dato a resaltar.

 

julia orayen playmateOtra de las cosas que causó sensación en el debate en las redes fue la aparición de la edecan Julia Orayen quien se llevó gran parte de la atención y los comentarios, lo cual es también reflejo de lo ocurrido ante la falta de diálogo y la intención de desprestigiarse mutuamente  por parte de los aspirantes presidenciales.

Finalmente hay que resaltar que para tomar una decisión informada el próximo 1º de Julio, no basta con observar los debates. Hay que ir a investigar, informarse y discutir con los amigos, la familia y hacerse de toda la información posible que permita ejercer este derecho ciudadano a plena conciencia. Desafortunadamente los formatos de los debates organizados por el IFE distan de ser como los que tienen lugar en democracias desarrolladas, por lo que no permiten ver a profundidad ni las propuestas ni las personalidades de los involucrados; razón por la cual, tomar decisiones en base a ellos puede conducirnos a una decisión malinformada y contraproducente. Hay que informarse y estar al pendiente de lo que cada uno propone y no dejarse llevar por lo que dicen, víctimas de la rigidez del formato. Recordemos la construcción de un mejor país pasa por el ejercicio de la crítica y la búsqueda de información para la toma de decisiones.

Para quien no haya podido verlo, aquí está la liga del debate entero: http://youtu.be/Rjzr7TfY5Zw

Debate2