in

La guía para convertirte en un viajero verde

Cómo ser un viajero más consciente y crear un impacto positivo en el destino que visites

Más que ser una moda o predilección hipster, el turismo sustentable es una prioridad, tanto de empresas, como de los apasionados por viajar. Tomando en cuenta que en 2030 mil 800 millones de personas estarán viajando por el mundo, la necesidad e interés por conservar las joyas del planeta está cada vez más presente y los viajeros buscan la manera de ser visitantes más responsables.

“Las nuevas generaciones de viajeros desean tener experiencias realmente únicas. Esto también implica que están abiertos y dispuestos a ser conscientes e involucrarse para conservar los paraísos que visitan”, aseguró Emilio Uribe, Head of New Business de Selina, la empresa hotelera que busca facilitar el estilo de vida de las nuevas generaciones de viajeros y nómadas del mundo.

El también viajero aseguró que esto ha propiciado que modelos alternativos de hospedaje florezcan en todo tipo de destinos, ya que son cada vez más los turistas sustentables. Definiendo las acciones que esta ola de viajeros realizan, el experto comparte cuatro formas en que puedes convertirte en un viajero verde.

1. Sé consciente de la comunidad

Cuando visitas un destino, te sumas a su vida local. Por ende, tu manera de conocerlo y lo que hagas también tiene un impacto. Informarte, consumir productos locales y denunciar cualquier práctica discriminatoria o que dañe la herencia cultural de la región deben ser tus prioridades al conocer nuevos rincones.

En ese sentido, al elegir un sitio de hospedaje, opta por espacios que también tenga esto presente, a través de políticas de responsabilidad que involucran al talento y las comunidades locales; si bien lo esfuerzos vienen de las empresas hoteleras, esto te convierte a ti en un turista más informado y consciente.

2. Contribuye a proteger el ambiente

Asegúrate de que las actividades recreativas en las que formes parte (tours, actividades deportivas, fiestas y cualquier otro tipo de eventos) no signifiquen un daño o invasión al medio ambiente.

Utiliza transporte local, como taxis, autobuses o renta de bicicletas, para no contaminar innecesariamente.

Por otro lado, piensa dos veces antes de llevarte (ilegalmente) un souvenir que podría alterar el equilibrio natural, como alguna especie viva de animales o plantas en peligro.

3. Sé un huésped responsable

Varios hoteles cuentan con políticas de ahorro de agua y energía, procura seguirlas al pie de la letra. Evita el gasto excesivo de agua reduciendo el tiempo de tus duchas, minimizando el uso de productos de belleza o higiene con químicos, y pidiendo al personal del hotel que reutilicen las toallas y ropa de cama. A su vez, eficienta el consumo de energía apagando al aire acondicionado cuando no lo ocupes y apagando las luces cuando dejes la habitación. También puedes reducir la emisión de desperdicios reutilizando botellas y recipientes; recuerda que tu basura, también pasa a ser parte de la de toda la comunidad.

4. Involúcrate

Además de respetar el destino, ser un turista sustentable significa dar un paso más allá y hacer la diferencia. Para ello, diversos espacios de hospedaje ofrecen alternativas para informarte sobre las actividades que realizan organizaciones y artistas del lugar, lo que te ayuda a planear cómo sumarte y, en general, tener una perspectiva más real y valiosa en tu viaje, además de retribuir de mejor manera al destino que visitas y las personas en él.

No olvides seguirnos y comentar en Twitter y Facebook

Por Jessica Ortiz

Me gusta escribir de tecnología y básicamente todo lo que conlleve diseño