in

La Bruja de Blair, la copia vil y tediosa de El Proyecto de la Bruja de Blair

La Bruja de Blair
  • La Bruja de Blair prometía ser la secuela que El Proyecto de la Bruja de Blair merecía, pero las buenas intenciones no son suficientes

  • El resultado de La Bruja de Blair es algo más que decepcionante, llegando a ser una vil copia de la película noventera

La Bruja de Blair

Gran parte de las películas que a últimas fechas han sido llamadas a ser reinicios de sagas han tomado la nostalgia como el ingrediente estrella para conectar con el espectador y así asegurar el éxito, en casos como Star Wars: El Despertar de la Fuerza (2015) y Jurassic World (2015) funcionó (incluso en la popular serie de Netflix Stranger Things que es un pastiche nostálgico), pero en otros no como en la película que ahora nos ocupa: La Bruja de Blair (Blair Waitch, 2016).

Nostalgia sí, pero no repetición

La Bruja de Blair

Dirigida por Adam Wingard y siguiendo el estilo found footage o grabación encontrada, La Bruja de Blair fue promocionada por todo lo alto prometiendo ser la secuela que El Proyecto de la Bruja de Blair (1999) merecía tras una jaladísima película del año 2000 titulada, Blair Witch Book of Shadows.

El resultado de esta tercera entrega, o secuela según los hechos narrados en esta película producida por Lionsgate, es algo más que decepcionante, casi puedo decir que es una vil copia de El Proyecto de la Bruja de Blair tanto en el uso de la cámara caótica como en los artificios histéricos de los personajes, solo que en esta ocasión La Bruja de Blair no tiene a su favor la interrogante de la audiencia sobre la veracidad de los hechos, elemento que convirtió a la película de los 90 en el éxito de audiencia que fue gracias al, para aquellos tiempos, innovador estilo found footage.

Para copias descaradas, mejor veo la original…

La Bruja de Blair

La premisa de La Bruja de Blair parecía muy atractiva e incluso lógica si se parte del hecho que James (James Allen McCune), el hermano de la desaparecida Heather, convencido de que ésta sigue con vida, se internará en las profundidades del siniestro Bosque Negro Hils en Maryland en compañía de tres amigos.

A la expedición se unirán dos sombríos lugareños que prometen llevarlos al lugar exacto donde se encontró el material de video de los desaparecidos estudiantes de cine que conocimos en El Proyecto de la Bruja de Blair.

De esta forma, la cinta presenta un argumento por demás curioso, sin embargo termina por consumirse por la recreación de situaciones y acciones copiadas a calca de la primera aunque sin lograr la atmósfera atemorizante porque, cierto es que en las conversaciones se habla del halo demoniaco que rodea al bosque y la forma en que inició la leyenda de la bruja que lo habita, pero en las escenas que ocurren durante la noche, y que es cuando toma lugar lo sobrenatural, jamás se sienten auténticas ni mucho menos atemorizantes.

Batman V Superman: ¿vieron el teaser de la Comic Con?

Cae en todos los clichés posibles

La Bruja de Blair

Los responsables de esta falta de credibilidad terrorífica son los excesos sonoros y la poca creatividad del director por aprovechar mejor a los personajes en su fanfarronería o escepticismo, así como su poca capacidad para explotar los elementos o presencias sobrenaturales, por el contrario, parece encantado con poner a discutir a estos personajes por cosas que no tienen la más mínima relevancia.

Además, La Bruja de Blair se siente boba porque, por un lado pareciera que quiere abrir subtramas mucho más siniestras en relación a las intenciones que oculta el par de lugareños que al final serán abortados, y por otro lado, crear tensión dentro de la expedición tras un accidente que sufre una de las chicas.

Ambas situaciones van y vienen a conveniencia con el único fin de sobrecargar de gritos, asquerosidades y personajes una historia que no viene a contar nada ya que prefiere ser la copia vil y descarada de la primera, y aun así a La Bruja de Blair le quedó grande el paquete.

En La Bruja de Blair hay, eso sí, un exceso de sonidos estrepitosos, apariciones sorpresivas y acciones más que predecibles, es decir, todos los clichés posibles que se esperan de una película “de terror” del montón.

La Bruja de Blair es solo leyenda…

La Bruja de Blair

Ni con las cámaras digitales, ni los drones o los GPS que usan estos jóvenes han hecho que La Bruja de Blair de miedo, eso pertenece a la expedición de realizadores emergentes desaparecidos en la película noventera, quienes a través de los dispositivos análogos crearon una atmósfera más que perturbarte para no solo elaborar un documental sobre una vieja leyenda, sino, convertirse a sí mismos en un mito.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora_)

Blair Witch – La Bruja de Blair
Dirección:
Adam Wingard
Guión: Simon Barrett
Actúan: James Allen McCune, Callie Hernandez, Brandon Scott, Valorie Curry
Fecha de estreno: 30 de septiembre de 2016

Dr Strange

#GeekAlert Amazon lanza tienda especializada de Marvel

Arranca The Planet For USA, termómetro global sobre la elección con mayor relevancia política del planeta