in

Crítica Julieta, la tragedia almodovariana

Julieta
  • En Julieta, Pedro Almodóvar entrega otro robusto retrato de mujeres fragmentadas a quienes la felicidad se les ha negado

  • Julieta, la vigésima película en la filmografía de Pedro Almodóvar, es protagonizada por Emma Suárez y Adriana Ugarte

Julieta

¡Pedro Almodóvar está de regreso!, no sólo porque Julieta (2016) será su más reciente estreno a tres largos años de distancia de la inconsistente Los Amantes Pasajeros (2013), sino porque en su película número 20, el manchego regresa al universo femenino, dando otra pincelada al dolor y entregando otro robusto retrato de mujeres fragmentadas a quienes la felicidad se les ha negado.

Esta Julieta transita por los temas predilectos de Almodóvar, mismos que ha exacerbado y moldeado a su gusto hasta convertirlos en marca de la casa, pero, por extraño que parezca, Julieta tiene un aire renovador, algo así como una asignatura pendiente dentro de los laberintos que el propio director tenía consigo mismo.

Julieta

Un drama puro y rasposo por el que el agua no pasa ni siquiera en forma de lágrimas, la película sigue a Julieta, encarnada a dúo por Adriana Ugarte y Emma Suárez (la primera en sus años de juventud y la segunda en su vida adulta), para centrarse en dos de los momentos claves de esta maestra de literatura clásica condenada a una tragedia de proporción griega que llenó su vida de ausencias, primero la de su esposo Xoan (Daniel Grao), después, el silencio de y hacia su hija Antía, de quien en 12 años no ha sabido nada.

Será a partir de su encuentro con Bea (Michelle Jenner), la mejor amiga de Antía, cuando Julieta empiece a repasar su pasado, sirviéndole al director para embarcar al espectador en exuberantes flashback para acompañar a la protagonista en un viaje lleno de dolor.

Almodóvar acierta al decir que Julieta es un drama seco, por lo mismo, es sofocante emocionalmente, no es más que un ejercicio de autodescubrimiento a la inversa de un personaje tan abrumado y sonambulizado como la misma trama, y es que a Julieta se le conoce poco a poco, Almodóvar lo sabe y la deconstruye, erigiendo su apuesta sobre la pérdida para abonar en las cosas que se guardan, en el dolor cuando se ha estancado y en la pesada carga de la culpa.

 Julieta

Aunque visualmente se reconoce su forma de encuadrar y ciertas composiciones fotográficas recuerdan a otras vistas con anterioridad en sus películas (principalmente La Flor de mi Secreto y Hable con Ella), hay algo en Julieta que no hace sentir la pasión total de Almodóvar al momento de dirigir, aunque, ante tal tonalidad dramática se puede intuir que fue una intensión deliberada de auto contención, porque sí, Julieta es una película muy consigo misma, que se da formal y narrativamente hacia adentro, que se auto corresponde, es decir, contenida…

…Contenida pero muy sensorial, el director trabaja muy bien el impacto emocional que quiere conseguir en el espectador y en su Julieta para que, antes incluso que las palabras, lo que más mueva en estas monumentales actuaciones (en particular la de Emma Suárez), sean las expresiones, los gestos, las miradas y ese dolor rancio. Y como en todo filme almodovariano, la oscuridad de la inestabilidad anímica contrasta con los brillantes colores de su paleta y lo naif de los decorados.

Julieta

Sin demeritar el trabajo de Adriana Ugarte que esta por demás conmovedora y sensible, Emma Suárez en total estado de gracias es Julieta sin más, su actuación es brutal, sensible y demoledora, una actuación que revuelve la entraña y desgarra por dentro. También merece halagos la Marian de Rossy de Palma y Ava, la escultora a la que ha dado vida Inma Cuesta, ambos representando personajes típicamente almodovarianos, con sus ambigüedades y sin más ley que la propia.

Julieta es el viraje de Pedro Almodóvar al sufrimiento marcado por la culpa desde una perspectiva que, aunque parecería familiar, es abordada desde otro ángulo; sin duda, es una tragedia griega a lo Almodóvar. Otra verdad: como ya ha sido dicho por otros, Julieta es de esas películas que gana con el recuerdo del espectador, con su reflexión y con sus identificaciones.

Por: Aurora Alejandra Lomelí Pérez (@alejandraurora)

Dirección y guión: Pedro Almodóvar | Historia inspirada libremente en los relatos “Destino”, “Pronto” y “Silencio” de Alice Munro.
Música: Alberto Iglesias
Fotografía: Jean-Claude Larrieu
Actúan: Emma Suárez, Adriana Ugarte, Rossy de Palma, Michelle Jenner, Inma Cuesta, Daniel Grao, Darío Grandinetti
Fecha de estreno: 8 de julio de 2016

No olvides seguirnos y comentar en Twitter y Facebook