in

Google se vuelve Alphabet

%nombre de archivo%

Desde que Google fue formado por Sergey Brin y Larry Page se enfocaron en una sola cosa: Ser un motor de busqueda. Fuera de eso Google se convirtió en una marca global. Si quieres saber qué tan exitoso ha sido Google, sólo piensa cuántas veces se oye la pregunta: ¿Ya lo buscaste en Google?

Desde el exitoso principio, Page y Brin han ampliado los servicios y sectores que ofrece Google como empresa operativa. Pero ahora hemos llegado a un punto en el que Google está empezando a centrarse en áreas más allá de la tecnología de núcleo. Page y Brin se han dado cuenta de esto y decidieron hacer algo al respecto. El resultado es el sorpresivo anuncio de una nueva compañía llamada Alphabet que se encuentra por encima de todo lo demás, incluso de Google. 

Alphabet es una compañía “holding” (El término se refiere a una empresa que no produce bienes o servicios por sí misma; más bien, su propósito es ser dueño de acciones de otras empresas para formar un grupo de sociedades) con Larry Page como CEO y Sergey Brin como presidente. Sera un parteaguas para una serie de filiales, incluyendo Google, pero extendiendo para cubrir ciencias de la vida, capital de inversión, la investigación y otras áreas de la tecnología. Cada una de estas filiales tendrá su propio director general y reportarán a Page y Brin en Alphabet. El primero de ellos es Sundar Pichai, el nuevo CEO de Google.

Alphabet

Desde una perspectiva empresarial, Alphabet tiene mucho sentido. En lugar de que Google se expanda a cada vez más diversos campos y corra el riesgo de tener confusión en la marca, Google puede permanecer enfocado y Alphabet puede introducir otras marcas en función de cada sector. Por ejemplo, Calico se centra en la I + D en relación con la vida útil y la manera de extenderla. Calico será una filial del Alphabet, en lugar de una rama de Google. Podemos esperar muchas más de tales filiales.

En términos de imagen de marca, no se espera que Alphabet se convierta en un nombre familiar como Google. Es simplemente para gestionar todo lo demás y ayudar a garantizar a otras marcas que puedan tener la oportunidad de llegar a ser tan fuertes como Google sin tener que confiar en el nombre de Google para el reconocimiento instantáneo entre los consumidores. Y lo no menos importante, si una nueva empresas lo hace mal, no va a dar una mala imagen de la marca Google, sólo de Alphabet.

 

blank

Por Jessica Ortiz

Me gusta escribir de tecnología y básicamente todo lo que conlleve diseño