in

La influencia de las Redes Sociales en el reclutamiento de empleados.

Las redes sociales se están convirtiendo en el punto decisivo a la hora de contratar personal. Y puede que estén acertando, quizá no puedas conocer al 100% a una persona por lo que hay en sus perfiles sociales, pero sin duda puedes descubrir mucho sobre su personalidad. Puede que no realice muchas publicaciones sobre su vida privada, pero si pones un poco de atención podrás descubrir su manera de pensar, sus gusto e intereses, incluso su nivel socio- económico o su ubicación geográfica (a pesar de no haberla publicado directamente en el perfil).

Algunas empresas, el 91%  según la infografía aquí publicada, utilizan redes sociales como twitter, Facebook o LinkedIn  para sondear a su futuro personal, y es aquí donde muchos deberían  poner un poco de atención, y quizá también donde podríamos hablar de tener un perfil público y uno privado, así como mencionar los errores comunes que suelen tener algunos usuarios en sus perfiles.

Como se menciona en la infografía hay personas que incluso con un buen curriculum no han sido contratadas, por el hecho de publicar contenidos inadecuados en sus perfiles.

Es de entenderse, que siendo perfiles públicos, ese tipo de imagen no sea precisamente la que a la empresa le gustaría proyectar por parte de sus empleados.

Al hablar de qué hacer y qué no hacer en un perfil  público, muchos se indignan y alegan la libre expresión y el hecho de que son sus perfiles y hacen con ellos lo que quieren. Sin embargo tomando en cuenta como los tiempos están cambiando y la influencia que comienza a tener este tipo de acciones para ser contratado, debería analizarse y moderarse un poco el comportamiento.

Solo hay que analizar un poco esta infografía para darnos cuenta, y no se trata de mentir acerca de quiénes somos, simplemente se trata de ser razonables. Como se puede ver en la imagen el 13% de las razones para no contratar corresponde a mentir acerca de los conocimientos que se tienen.

Se trata de errores comunes, como subir fotografías en estado de ebriedad, usar lenguajes demasiado altisonantes y temas similares.

Aquí les dejo el estudio para que lo analicen, y si están cometiendo alguno de esos errores, quizá sería bueno recapacitar y ponerse las pilas. No hay que dejar de lado la influencia que están teniendo las redes sociales en estos sectores.

No olvides seguirnos y comentar en Twitter y Facebook