Hace unos días tuve la oportunidad de manejar por una semana la nueva FordEDGE, no les voy a hablar de cuestiones técnicas en absoluto, pues no soy experto en carros, sólo narraré mi experiencia como un usuario común y corriente. La Ford Edge pertenece al segmento de los crossovers, lo que significa que al manejarla tienes la experiencia de manejar un auto deportivo y al mismo tiempo brinda los beneficios de una SUV, como es su amplitud, una cajuela enorme y una gran visibilidad. Es como tener en un sólo vehículo lo mejor de ambos mundos. Al inicio pensé que se me iba a complicar manejar un auto tan grande, pero la realidad es que a los 5 minutos me sentía como pez en el agua.

En el aspecto de diseño si puedo opinar, y debo decir que Ford se ha esmerado con la Edge, pues sus líneas y trazos circulares le dan un aire de modernidad. Además de contar con luces led auxiliares, la visibilidad en ese sentido en condiciones de poca visibilidad son óptimas. Tiene un doble quemacocos/panorámico, que no pude disfrutar a profundidad pues toda esa semana hacía demasiado frío y llovía mucho. Fail para el clima. Otra característica que me encantó fue la cámara de reversa, es imposible no salir bien librado aún de un garage estrecho con este feature.

Los espejos retrovisores cuentan con un visor de punto ciego, el cual se agradece sobremanera cuando deseas cambiar de carril. Estos espejos se manejan con un joystick y una botonera a la mano del conductor. Muy fáciles de ajustar a la altura y visibilidad de quien maneje. Esto sumado al asiento que cuenta con controles de ajuste para la altura, la distancia y un soporte lumbar hacen que manejarla aún en tráfico pesado sea muy agradable. Agregar solamente que volante también es totalmente adaptable a la altura del conductor.

Hablando de tecnología la Edge posee el totalmente nuevo sistema “info-entretenimiento” llamado “MY FORD TOUCH”, lo que significa en términos llanos que la interacción con el vehículo es muy transparente. No necesitas más que un training de 10 minutos para poder manipular el audio, el teléfono, el clima y el sistema de navegación a través de comandos de voz simple, ó bien desde la seguridad del volante.

El teléfono celular se puede sincronizar vía bluetooth, en menos de 1 minuto. Al menos con el Samsung Galaxy SII y un iPhone, la experiencia fue muy sencilla. El sistema te solicita descargar tu lista de contactos y agenda de tal modo que si quieres hacer una llamada lo puedes hacer con un comando de voz, por ejemplo: “Llamar a casa”. ¡Maravilloso! No tienes que estar manipulando tu teléfono para buscar algún contacto y marcar. Si entra una llamada, el sistema de audio se apaga y te permite cambia al modo de teléfono.

El sistema de navegación también se puede manipular totalmente por medio de la voz, por ejemplo: “Buscar destino” y dar una dirección, el nombre de un restaurante, café o lo que se esté buscando. Aquí debo aclarar un punto, siento que al GPS le hace falta una actualización para México, no me sentí muy cómodo buscando destinos a traves de esta función, pues en ocasiones no encontraba destinos como T”orre Arcos Bosques” (El pantalón) o un Vips. Con el uso puedes ir marcando destinos favoritos como tu casa y otros lugares que no recuerdas como llegar de la mejor manera, pero para esto si hubiera necesitado mayor tiempo con el carro.

Hablemos un poco del motor y desempeño. La Edge es un vehículo poderoso, cuando pisas el acelerador se siente el poder. Cuenta con un potente motor V6 de última generación con 285Hp, la transmisión es automática de 6 velocidades con modo manual deportivo y dirección electrohidráulica de endurecimiento progresivo. ¿Rendimiento? Hagan sus cálculos, el motor lleno sale como en $600 pesos y me duro una semana justo. Eso si, la traía de arriba para abajo.

En temas de seguridad, cuenta con 6 airbags, frenos de disco en las cuatro ruedas (que se encargan de recargar la batería) y asistencias de frenado como el ABS, EBD, EBA y ADVANCETRAC-RSC que hacen del frenado algo totalmente seguro. Realmente disfrutas manejarla aún en altas velocidades, sabes que si se presenta algún inconveniente, la Edge responderá bien. Aunque más vale manejar con precaución y no meterle “pata”.

En resumen, se trata de vehículo, potente y elegante, pero no de señor, la verdad es que si esta padre y me sentía muy bien arriba. Te da una sensación de seguridad y lo puedo todo. Ahora entiendo a las señoras con sus “mamivans” que le dan a todo y no les da miedo enseñar lámina. Traen con que. Y en la Edge uno se siente precisamente así. La mala es que ahora mi Yaris se siente como gokar.

Tal fue mi experiencia con la Ford Edge.

Agradezco a @FordLomasMX el préstamo de la Edge para su evaluación.