in

Laboratoria alcanza las 3,000 egresadas y se prepara para duplicar su capacidad en los próximos años

Mujeres de Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México y Perú se han graduado en más de 80 bootcamps.

%nombre de archivo%
  • Este hito refleja el recorrido de la edtech que comenzó en 2014 y busca revertir las desigualdades a las que se enfrentan las mujeres del continente para ingresar al mercado laboral tech.

La industria tecnológica no para de crecer y sigue requiriendo talento digital que, desde todos los rincones del mundo, pueda continuar apoyando su desarrollo. Cuando se habla específicamente de desarrollo web, según cifras del BID, para 2025 se necesitarán 1.2 millones de profesionales en Latinoamérica. Por esta razón, el mercado de tecnología se posiciona como uno de los más atractivos para el futuro. Sin embargo, aún existe una importante brecha de género en el sector: de acuerdo a la UNESCO, 3 de cada 10 personas trabajando en tech son mujeres.

Desafiando ese escenario, motivadas y conscientes de las oportunidades, 3,000 mujeres apostaron por una formación en tecnología en Laboratoria y comenzaron a desempeñarse en empleos de calidad.

“Estamos muy felices y orgullosos de llegar a este hito de 3,000 egresadas. Desde nuestros inicios, hemos apostado por el talento y potencial de las mujeres, queriendo verlas triunfar en un rubro bien remunerado y de enormes posibilidades, como el de la tecnología”, comenta Gabriela Rocha, cofundadora y directora ejecutiva de la organización. Laboratoria, que se fundó en 2014 en Perú, ya se ha expandido a Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y México, y ha tenido destacadas cifras de éxito, con un 87% (2020 y 2021) de sus graduadas logrando sus primeros trabajos en el área tecnológica.

Más de 1,100 empresas del continente han contratado a egresadas de Laboratoria, entregando salarios que están, en promedio, 823 dólares en los últimos dos años. Solo el 2022, el cambio salarial representó un aumento de 4.3 veces respecto a sus condiciones anteriores al bootcamp. De las personas que han pasado por el programa, un 22% son madres y un 72% estaban fuera del mercado laboral antes de ingresar a Laboratoria. Incluso más allá de comenzar una carrera en tecnología, un 20% de las egresadas que respondieron el Censo de la organización dice estar liderando un equipo, lo cual demuestra que siguen creciendo en la industria.

“Tenemos un bootcamp innovador, de clase mundial y con grandes resultados a nivel de aprendizaje y empleabilidad, que está contribuyendo a cerrar la brecha de talento y de género en el sector tech. Sabemos que más mujeres trabajando en tecnología significa más mujeres construyendo el futuro de América Latina, por lo que seguiremos avanzando para ampliar aún más nuestro impacto”, comenta la ejecutiva. Una evaluación de impacto independiente conducida por el MIT con más de cien personas de la comunidad de Laboratoria a finales de 2022 muestra que la edtech logra transformaciones profundas en las vidas de las estudiantes, impactando sus entornos y la sociedad.

Cada vez se ha hecho más evidente la importancia de que las mujeres ingresen a la industria tecnológica, ya que no sólo significa grandes oportunidades para ellas, sino que también para empresas y organizaciones y para la sociedad en general. En 2018, un estudio de Boston Consulting Group demostró que las compañías con mayor diversidad en sus equipos de liderazgo reportaron 19% mayor rentabilidad en innovación que otras compañías con menor diversidad. Por otro lado, aquellas empresas con un menor porcentaje de pluralidad de género muestran hasta 33% más resultados negativos que aquellas más diversas.

“Apostamos por Laboratoria para encontrar talento. Estamos contentos con cada una de ellas porque siempre están cuestionando, ejecutando y compartiendo con todo el equipo sus conocimientos y habilidades”, explica Jeff Felipa Alejos, gerente de transformación e innovación de Konecta, en Perú.

En los próximos años, Laboratoria seguirá capacitando a miles de mujeres en la región, mediante un programa totalmente remoto, para trabajar y crecer en el sector de tecnología y así lograr que cada vez sean más las mujeres protagonistas de una economía digital más diversa, inclusiva y competitiva. “Hasta finales de 2025 queremos graduar a otras 3,450 mujeres, totalizando más de 6,000 egresadas”, finaliza Gabriela.