in

Soberanía empresarial: Controle su propio destino en el mundo Multinube

Así como la soberanía de los datos se trata de controlar su información, la soberanía empresarial habla en un nivel más alto sobre la retención del control total sobre su negocio

Soberanía empresarial: Controle su propio destino en el mundo Multinube

Una de las cosas favoritas de mi trabajo es conectarme con los clientes para explorar cómo están ejecutando su estrategia comercial. ¿Qué les ayuda a moverse más rápido?; pero igualmente importante, ¿qué los detiene? En mis conversaciones con líderes de más de 200 organizaciones durante los últimos meses, han surgido tres temas clave con relación a la Computación en la Nube.

Primero, se entiende que ahora cada negocio se define por las aplicaciones que ofrece. La ventaja competitiva radica en la capacidad de una organización para crear, ejecutar y proteger aplicaciones rápidamente cuando y donde se necesitan, tanto para involucrar a los clientes finales de nuevas formas, como para empoderar a una fuerza laboral distribuida.

En segundo lugar, a medida que industrias enteras se reinventan a sí mismas a través de aplicaciones, el “modelo perfecto” consiste en ejecutar esas aplicaciones en múltiples nubes. ¿Por qué? Porque las empresas inteligentes quieren aprovechar “lo mejor de lo mejor” en servicios de diferentes proveedores de nube. No quieren estar restringidos o encerrados en una sola nube. Nuestro análisis muestra que 75% de nuestros clientes empresariales ahora usan dos o más nubes públicas, y el 40% se está mudando a tres o más. En este punto, está claro: la Multinube es el modelo de negocio digital para los próximos 20 años o más.

¿Cómo llegamos aquí? La mayoría de las empresas comenzaron en la nube con un enfoque en la creación de aplicaciones móviles orientadas al cliente. Ahora han ampliado la apertura y están trabajando para renovar y modernizar toda su cartera de aplicaciones. Quieren “nubeizar su núcleo”, como lo describió un CIO.

El tercer tema clave que escucho constantemente: si bien a los líderes con los que hablo les encantan las ventajas estratégicas que obtienen con la Multinube -velocidad, resiliencia en los negocios, mejores experiencias para los clientes-, esos beneficios vienen con distintos retos. Como dijo un CIO con el que hablé: “La nube múltiple está aquí para quedarse, pero estamos en los primeros días y no es fácil. De hecho, es difícil en este momento”.

Para empezar, el portafolio típico de aplicaciones es increíblemente diverso: desde aplicaciones nativas de la nube, hasta aplicaciones SaaS y cada vez más aplicaciones que se extienden al perímetro, más cerca de los datos y del usuario. Y luego están las nubes dispares donde se ejecuta esas aplicaciones: cada una presenta su propio conjunto aislado de herramientas y procesos, lo que crea fricción para sus desarrolladores y equipos de operaciones.

En tanto, sus clientes y empleados necesitan acceso instantáneo a todas estas aplicaciones las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Y la seguridad puesta en un lugar, es mejor no ralentizarla. Colocar todo junto, es el entorno más diverso y complejo que jamás hayamos tenido que administrar.

Soberanía empresarial: Libertad y control en un mundo Multinube

Al final, lo que toda organización quiere es un equilibrio entre libertad y control. Desea la velocidad, la agilidad y la elección de varias nubes, cercanamente ligada a la capacidad de mantener el control total de su entorno y su gasto. Dicho de otra manera, todas las empresas quieren aprovechar todo el valor de la nube múltiple sin la complejidad y sin perder el poder de la toma de decisiones.

A esto yo lo llamo Soberanía Empresarial. ¿Qué quiero decir con eso? Así como la soberanía de los datos se trata de controlar sus datos, la soberanía empresarial habla en un nivel más alto sobre la retención del control total sobre su negocio.

Usted controla su propio destino al mantener la libertad de elección, tanto en las decisiones que toma hoy como en la preservación de sus opciones estratégicas para el futuro. En la práctica, esto significa que cuando elige en qué nube crear o ejecutar una aplicación en particular, su decisión se basa completamente en las necesidades de la aplicación y las prioridades de su negocio. Se trata de ser “inteligente en la nube”, con la capacidad de hacer coincidir cada carga de trabajo con la nube que funciona mejor, con acceso completo a esa innovadora herramienta de aprendizaje automático, o solución de análisis o servicio de base de datos que lo ayuda a competir y ganar.

Superando decisiones difíciles

En el futuro, la nube múltiple es el modelo operativo de facto para la mayoría de las empresas. Y es el centro de gravedad de todo lo que hacemos en VMware. Nuestro enfoque es ayudar a nuestros clientes a capturar todas las ventajas de la nube múltiple al superar las decisiones difíciles que los retuvieron en el pasado.

Por ejemplo, en lugar de elegir entre nubes privadas, públicas o perimetrales, puede utilizarlas todas sin fricciones y de manera segura. En lugar de elegir entre optimizar para desarrolladores u optimizar para operaciones, sus equipos ahora pueden unirse para modernizar aplicaciones. En pocas palabras, estamos innovando para facilitar la Multinube, de modo que las organizaciones puedan moverse más rápido, gastar menos y ser libres.

En muchos sentidos, todos acabamos de empezar con la Multinube. Espero continuar la conversación. En última instancia, es la perspectiva y los conocimientos de ustedes, nuestros clientes, lo que da forma a lo que hacemos y donde enfocamos nuestra energía e innovación.

Por Raghu Raghuram CEO de VMware