in ,

Bitcoin vuelven a caer de precio: ¿Qué pasará con Bitcoin y otras criptomonedas en 2022?

Bitcoin: vuelve a caer pero se predice un “rebote” de todo el mercado en 2022.

Hoy en día existen muchas criptomonedas y en el contexto actual, se han vuelto cada vez más populares, sin embargo, existen negacionistas de está tecnología que aprovechan las caídas de Bitcoin y otras divisas digitales, para sacar a relucir sus fobias, esgrimiendo una serie de falacias contras las criptomonedas.

Si estás pensando invertir parte de tus ahorros en crypto, ya sea Bitcoin u otros crypto activos, más vale informarse e ir desmitificando esos mitos, de los negacionistas.

Por lo que hemos podido ver, es muy probable que Bitcoin registre su peor desempeño mensual desde mayo de este año, pero es importante ignorar a los negacionistas de Bitcoin, si queremos construir riqueza a largo plazo de una manera seria.

Bitcoin vive una de sus mayores caídas, lo que ha provocado que el activo digital más importante del mundo pierda un 17% durante diciembre, lo que significa su peor desempeño desde mayo, cuando perdió el 35%, arrastrando consigo a otras criptomonedas.

Este es el momento que los detractores de Bitcoin, suelen aprovechar para sacar a relucir los mismos viejos argumentos obsoletos sobre las criptomonedas, sin embargo, los inversores serios deberían ignorar sus cansadas diatribas y en cambio, deberían analizar los datos.

Por tercer año consecutivo, Bitcoin ha superado tanto al oro como a las acciones de las empresas más exitosas. En lo que va de año, Bitcoin ha subido casi un 65%, mientras tanto, el S&P500, el índice de referencia de la economía más grande del mundo, gestiona el 27.6% y el oro ha bajado alrededor del 7%.

Esto es, porque el dinero digital es el futuro inevitable en un mundo cada vez más digital. Esto es cada vez más aceptado universalmente por los inversores institucionales, los gigantes de Wall Street, las instituciones académicas, los gobiernos y las corporaciones multinacionales. No es gratuito que Facebook, la empresa paraguas de Mark Zuckerberg pasara a llamarse Meta, en alusión a los metaversos en los que los activos digitales serán la moneda de cambio más natural.

Mientras tanto, los negacionistas lanzan los mismos viejos argumentos contra las criptomonedas. Dos son los mensajes anti criptográficos sin fundamento que enarbolan estos crypto cínicos, los cuales han sido desmentidos repetidamente.

Primero, dicen que los delincuentes utilizan las criptomonedas para cometer sus fechorías. Antes que nada, hay que decir que el efectivo sigue siendo el favorito de los criminales. El gabinete de investigación Chainalysis, publico un informe en que revelan que en 2018, solo el 1% de las transacciones en bitcoins, tenía que ver con actividades ilegales. Las transacciones con criptomonedas se registran en un gran libro de cuentas público e infalsificable, la “blockchain”, o cadena de bloques, que es más transparente que algunos sistemas financieros tradicionales y mucho más que el dinero en efectivo.

Además, en la mayoría de los países, las plataformas para invertir en criptomonedas están reguladas y funcionan bajo normas estrictas orientadas a evitar delitos.

En segundo lugar, insisten en que el mercado de las criptomonedas es volátil y es cierto, pero esto no es necesariamente malo. Muchos inversores adoptan esta volatilidad a corto plazo para obtener ganancias a más largo plazo, aprovechan los precios más bajos de Bitcoin y otras criptomonedas importantes para salir a comprar nuevamente. La filosofía de estas personas es: compra barato y vende caro.

En enero del 2009 el Bitcoin tenía un valor de menos de un dólar, en 2017 se aproximó a los $50,000 dólares, en 2018, volvió a caer a los US $3,200, en 2019 subió a los $13,800, en enero de 2020 rondaba los $9,000, para mediados de 2021, logró otro máximo histórico, superando los $60,000 dólares.

Bitcoin tiene una alta volatilidad a causa de diferentes factores, pero tiene una alta rentabilidad desde su creación. En ese sentido, si te sientes cómodo asumiendo riesgos, puede llegar a ser un negocio rentable; el secreto está en informarse, analizar y estudiar cuidadosamente el comportamiento del mercado de las criptomonedas.

A principios de diciembre, cuando Bitcoin comenzó a ir a la baja, los vendedores de pánico de Bitcoin prácticamente regalaron sus activos a compradores que están utilizando estos crypto activos como un escudo contra la inflación. En la situación actual, en la que las personas están cada vez más preocupados de que su efectivo y su poder adquisitivo se está erosionando debido a la inflación vertiginosa, este escenario no luce tan descabellado.

Las criptomonedas son el escape perfecto a la inflación. Un claro ejemplo de esto son el Bitcoin o el Litecoin cuya emisión se encuentra limitada para evitar la depreciación de su valor con el paso del tiempo.

En mi opinión, las monedas descentralizadas, globales y sin fronteras son el futuro, para crear, construir y proteger riqueza a largo plazo, por lo que las ideologías de los negacionistas de Bitcoin deben tomarse con pinzas y en su lugar deberíamos centrarnos en los datos de los mercados financieros, que hablan pos si mismos.

blank

Por Raúl Ramírez

Editor en jefe: Raúl Ramírez tiene más 20 años de experiencia en el mundo digital. Cuando no está dando una conferencia o viajando por el mundo, está trabajando en Avocado Blockchain Services, un proyecto colateral que le apasiona enfocado al desarrollo blokchain y NFT en Latam, o probablemente asesorando a alguna marca o empresa en el apasionante mundo del marketing y la comunicación digital.