in

Empujón Digital: Dinámica de las Telecom Fijas al 2T-2021

%nombre de archivo%

Los servicios de telecomunicaciones fijas incluyen a la telefonía y banda ancha fija disponibles en hogares y unidades económicas del país. Especialmente este último ha sido esencial durante el curso de la pandemia para la realización de nuestras actividades educativas, sociales, productivas, culturales, entre otras.

Durante el año y medio de crisis pandémica, las redes de telecomunicaciones fijas han probado su robustez en capacidades y soporte de transmisión de los vatos volúmenes de tráfico de voz, datos y video que se realizan en un flujo permanente por el uso de aplicaciones de comunicación a distancia, entretenimiento, productividad y plataformas de contenidos.

Precisamente, en el transcurso de este tiempo es manifiesto un ‘empujón digital’ en la contratación y uso de la conectividad fija, tal que se ha acelerado el ritmo de crecimiento de las líneas de telefonía y los accesos a la banda ancha, a partir de la creciente necesidad y relevancia de contar con estos servicios para la realización de los quehaceres cotidianos.

Accesos y Dinamismo de los Servicios Fijos

La contratación de telecomunicaciones fijas registra una trayectoria ascendente desde el primer trimestre de 2020 al mismo periodo de 2021, a partir de la implementación de medidas de asilamiento, preventivo o de control, y el posicionamiento de la conectividad fija como principal vía de comunicación desde el inicio de la crisis pandémica.

Si bien al segundo trimestre de 2021 (2T-2021), la tendencia de crecimiento de ambos servicios (telefonía y banda ancha fijas) se ha desacelerado, mantiene niveles más altos que los previos al comienzo de la pandemia.

Accesos de Telefonía y Banda Ancha Fija
(Millones y Crecimiento Anual, %)

%nombre de archivo%
Fuente: The Competitive Intelligence Unit con información de los operadores

Así, se registra una contabilidad de 22.6 millones de líneas fijas al 2T-2021, esto es 6.7% más que un año atrás, nivel impulsado también por la oferta de servicios empaquetados de doble, triple hasta cuádruple play que generan economías e incentivos de contratación para usuarios residenciales y empresariales.

Por su parte, los accesos de banda ancha fija ascienden a los 23.1 millones y registran un crecimiento anual de 10.9% durante el periodo referido, principalmente como consecuencia del empujón y acelerada transición hacia una economía digital y plena adopción de la conectividad entre los hogares del país.

Gasto y Consumo de Servicios de Conectividad

Por su parte, en su reporte sobre “Contratación y Patrones de Consumo de los Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones Fijas Antes y Durante la Pandemia ocasionada por la Covid-19”, el IFT evidencia la profundización en el uso y gasto en la conectividad durante esta crisis sanitaria y económica.[1]

Destaca en su informe que son cada vez más los usuarios que optan por contratar de manera empaquetada servicios fijos de telecomunicaciones (63.2% del total), así como aquellos que han elegido mayores velocidades de descarga de datos al contratar banda ancha fija, tal que aumentó en 18.3 puntos porcentuales la proporción del total de usuarios que cuentan con un ancho de banda igual o mayor a los 20 Mbps (64.7%).

En lo que toca al consumo de la conectividad, la proporción de usuarios que utilizan internet de banda ancha fija más de cinco horas al día pasó de ser 31.2% a 51.1% del total en el último año, derivado de la intensificación en el uso de aplicaciones y herramientas digitales. Mientras que, en términos de gasto, el monto promedio mensual destinado en la contratación de internet fijo ascendió a $482 pesos al cierre de 2020, esto es 6.4% superior al registrado en su medición previa de 2019 ($453 pesos al mes).

Gasto Promedio Mensual en Servicio de Banda Ancha Fija
(Pesos)

%nombre de archivo%
Fuente: The Competitive Intelligence Unit con información del IFT

Lo anterior, es muestra de las capacidades incrementales, robustez y confiabilidad de las redes fijas, especialmente de aquellos jugadores cableros, aunado a la creciente preferencia de los consumidores por la conectividad fija, así como del mayor gasto destinado a la contratación de estos servicios.

Todo ello ha sido consecuencia de este año y medio de pandemia que, si bien causó estragos significativos en diferentes sectores de la economía, también ha sido catalizador del acceso y uso de la conectividad en procesos productivos, actividades educativas, compra y uso de bienes y servicios, acceso al entretenimiento, entre otros. Asimismo, lo anterior evidencia que la conectividad es y ha sido plataforma de la recuperación del dinamismo de estos mercados, pero también de la economía en su conjunto.

[1] Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Contratación y Patrones de Consumo de los Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones Fijas Antes y Durante la Pandemia ocasionada por la Covid-19. Disponible en: https://bit.ly/3xtuOx0.

Con información de The CIU.