in

Este 23 de agosto se celebra el Día del internauta

Aumenta el comercio en línea, pero las entregas siguen siendo un problema.

%nombre de archivo%

Con la llegada de la pandemia, el comercio en línea se volvió más popular en México. De acuerdo con el Estudio de venta online 2021de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el e-commerce en el país alcanzó 316 mil millones de pesos en 2020, equivalente a un aumento de 81% en comparación con 2019. 

Y es que los beneficios que trae el canal digital, aunados a las condiciones en las que se vive a consecuencia de la pandemia, han hecho que el e-commerce sea cada vez más socorrido. Al respecto, 60% de los encuestados por la AMVO asegura que una de sus principales razones para comprar en línea es porque recibe sus compras a domicilio, y 28% porque la entrega de sus compras es rápida y sencilla.

Sin embargo, los compradores que aún no se animan por el canal digital, comprarían en línea si se resolvieran algunas inquietudes, como que el proceso de devolución sea más rápido y sencillo y los tiempos de entrega sean más cortos. 

“Sin duda el comercio electrónico ha penetrado mucho más en el país y eso es buena noticia, pero sabemos que aún faltan muchos retos por resolver para que el consumidor esté 100% satisfecho con el proceso de compra de principio a fin y la logística es uno de ellos”, declaró Matías Lonardi, CEO de Treggo, una startup argentina que recién llegó a México para sumarse a la oferta de logística para e-commerce y empresas. 

Ante la pregunta de cuáles son los aspectos más importantes para decidirse a comprar en un comercio en línea, 76% dijo que espera encontrar detalles sobre cargos de envío y cargos extra y 59% espera conocer los detalles de envío y devoluciones. 

Sin duda existen oportunidades para mejorar el proceso de compra en línea, sobre todo en el área de logística, pues de acuerdo con la encuesta realizada por la AMVO, los principales aspectos que más molestan a los consumidores digitales en cuanto a entregas son:

  • Que su compra llegue dañada, maltratada o incompleta (46%)
  • Que no se cumplan los tiempos de entrega indicados en la página (​​17%)
  • Que no sepa dónde se encuentra su compra o no haya un número de seguimiento (12%)
  • Que no pueda agendar un horario de entrega (2%)

Lonardi señaló que una buena logística no debe ser algo a lo que sólo puedan acceder las grandes empresas; sino que debe estar al alcance de los microempresarios que están encontrando en el canal digital más oportunidades.