in

Metodología ágil: ¿por qué y cómo hacer tu compañía más eficiente?

El método Ágil es un proceso que permite al equipo dar respuestas rápidas e impredecibles a las valoraciones que reciben sobre su proyecto.

Metodología ágil: ¿por qué y cómo hacer tu compañía más eficiente?

Los nuevos desafíos requieren de nuevas soluciones y formas de operar. Hoy es bien sabido que la inmutabilidad y la falta de innovación en procesos afecta negativamente la adaptabilidad de las empresas hacia un futuro cada vez más rápido y digital, convirtiendo a la agilidad en una cualidad esencial para lograr el éxito. 

Las empresas de tecnología lo han entendido mejor que nadie: nombres como IBM, Microsoft y Google, han implementado por años la metodología AGILE (ágil, en español) en sus equipos de trabajo para innovar dentro y fuera de sus headquarters. 

Una de las mayores ventajas de este sistema es que puede ser adaptado a cualquier organización. La metodología ágil permite dotar a los equipos de propiedad, autonomía y libertad y confianza para tomar decisiones de forma independiente, lo que se traduce en un impacto individual y mejores resultados en el producto o servicio entregado a los clientes. El sistema operativo de trabajo (Work OS) que permite a personas y equipos crear las herramientas que necesitan para realizar cada aspecto de su rutina. Hoy la filosofía de ágil se basa en establecer metas compartidas, en lugar de decirle a la gente qué hacer o cómo llegar.

Se estima que esta metodología mejora en un 54% la colaboración entre diferentes equipos, y aumenta la satisfacción de los clientes hasta en un 49%. En este sentido, Kamimura comparte 5 puntos de este sistema que constituyen el núcleo de la cultura de monday.com, y que podrían ayudar a cualquier organización a prosperar en un entorno flexible, colaborativo, autogestionado y de cambios rápidos:

  1. Transparencia y confianza: La transparencia absoluta, la accesibilidad a los datos y la confianza reducen la complejidad, garantiza que los equipos trabajen con el mismo objetivo y aumenta su responsabilidad. Los empleados tienen acceso a toda la información para tomar decisiones de forma correcta, rápida y coordinada, pues la transparencia es una herramienta que ayuda a aprovechar la inteligencia colectiva y elimina la burocracia.
  2. Centrarse en el cliente: La estrecha relación con clientes ayuda a resolver sus problemas y a superar sus expectativas. Dar prioridad a la satisfacción del cliente por encima de las posibles ganancias a corto plazo ayuda a crear una cultura basada en las ganancias colectivas; cuando gana el cliente, gana la compañÍa.
  3. El producto es primero: Un producto debe funcionar para el cliente y no al revés. Crear un producto (o servicio) que sea agradable y funcional para los usuarios, además de actualizarse constantemente es parte central de la metodología ágil. Todas las funciones deben estar diseñadas para ser intuitivas y accesibles. Los diseñadores y desarrolladores deben centrarse en desarrollar una experiencia de usuario inigualable.
  4. Apropiación e impacto: Permitir que los empleados tomen sus propias decisiones sin verse obstaculizados por la burocracia, las aprobaciones o el miedo al fracaso maximiza el impacto de su trabajo. La autonomía permite a los empleados avanzar más rápido, ser más eficientes y aprender de sus propios errores.
  5. Velocidad y ejecución: La velocidad es la clave del éxito en todo. La velocidad y el rendimiento desempeñan un papel importante en el éxito de un producto, por tanto, es importante acelerar el ritmo para aprender rápido, obtener tomar la delantera frente a los competidores y ofrecer soluciones rápidamente. 

Estos valores infunden un profundo sentido del compromiso en cada persona de su equipo, permite a los empleados tomar decisiones informadas con rapidez y centran los esfuerzos en servir a los clientes a través de experiencias innovadoras. Implementar una estructura de equipo ágil puede ser todo un desafío dada la velocidad actual de los negocios y sus necesidades; sin embargo, mantener un sistema organizado en el que todos estén alineados asegura tener equipos eficaces, autogestionados y receptivos, con la capacidad suficiente de lograr objetivos compartidos y personales de manera satisfactoria.

blank

Por Raúl Ramírez

Tech journalist, diseñador, blogger, marketing digital. Editor en jefe en https://isopixel.net. Colaboro en @Nibble20. Speaker, marketing, gadgeteer & serial geek.