in

Conoce la historia de The Uncommon Lab, que con la nanotecnología ayuda a combatir el COVID-19

Un centro de innovación en el campo de la ciencia en Jalisco que nació en 2020

Conoce la historia de The Uncommon Lab, que con la nanotecnología ayuda a combatir el COVID-19

Emprender en medio de la pandemia por COVID-19 puede parecer una locura. Sin embargo, para un equipo de emprendedores de Jalisco, era la única respuesta para contribuir a la lucha contra el virus mientras se evitaban los despidos, se creaban empleos, y se mantenía seguro a un creciente número de personas.

The Uncommon Lab es un centro de innovación en el campo de la ciencia de materiales, enfocado en la nanotecnología, que nació en 2020 al inicio de la pandemia y es fruto del esfuerzo de emprendedores y científicos liderados por Marc Freudenberg, Co-Creador & General Manager de The Uncommon Lab. Al mismo tiempo, The Uncommon Lab es parte de Interlub Group, una compañía que aborda algunos de los desafíos de productividad y mantenimiento más exigentes en una amplia gama de industrias.

Aunque apenas tiene el año de existencia, este centro de innovación ha podido transferir la nanotecnología a la vida cotidiana con éxito para prevenir contagios por COVID-19 y, al mismo tiempo, innovar en aspectos como la gastronomía. Entre sus productos se encuentran desde cremas y sprays antivirales, hasta un serum para el rostro y un aceite para la cocina. Sin embargo, también van más allá con soluciones como filtros para aires acondicionados, más enfocados en empresas y organizaciones que buscan preservar la salud de sus colaboradores. 

En el caso de la línea de Ax-L, el 27 de marzo 2020 se aventuraron en una “misión imposible”: desarrollar protectores antivirales que protejan por un tiempo prolongado. La idea era blindar a sus colaboradores y sus familias en los momentos más vulnerables: en los traslados de la casa a la planta, en la interacción entre compañeros y en los espacios comunes o la vía pública. Así crearon más de 300 prototipos en sólo 21 días para generar productos basados en nanotecnología. Hoy producen 5 toneladas de producto que comercializan.

Respecto a Baking Alchemy han buscado revolucionar la cocina a través de su tecnología antiadherente.

Es así que lograron desarrollar un aceite que permite ahorros para aquellos que quieren emprender con un negocio relacionado con la cocina: 7 gr de Baking Alchemy equivalen a 60 gr de mezcla de  harina con manteca, lo que genera alrededor de 9 veces ahorro en producto. En tanto, un bidón de su aceite puede lograr 2,800 desmoldes, mientras que un rollo de papel encerado aproximadamente sólo 500, aunque el papel cuesta cerca de dos veces más que un bidón.

Con nueve productos en el mercado, The Uncommon Lab ha logrado colaborar con más de 83 organizaciones que han adquirido sus productos y han alcanzado más de mil clientes vía e-commerce. Al mismo tiempo, han logrado estar en más de 10 cadenas con puntos de venta.