in

Gracias al avance de la tecnología, el 68% de la población activa cuenta con un producto financiero

11 / 100

Desde hace muchos años especialistas en finanzas en México hablan de la importancia que tiene la educación financiera para poder lograr la inclusión de miles de personas en distintos servicios que son tan importantes para la vida cotidiana, como puede ser el simple hecho de tener una cuenta bancaria. Respecto a eso, en primer lugar se expresaron los funcionarios de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), destacando que post pandemia se tiene que trabajar arduamente en este tema, para lograr así resultados positivos y concretos en el corto plazo. 

En los últimos años se realizaron numerosos estudios acerca de cuál es la situación de la población en relación a los servicios financieros. Una de las estadísticas surge de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, que indica que si se toman como referencia personas que tienen de 18 a 70 años, el 68% tiene al menos un servicio como puede ser tarjeta de crédito, seguros, inversiones, ahorros, entre otras cosas. Desde el Gobierno coinciden con los analistas, es decir, que se debe trabajar de manera mancomunada, para que nadie quede afuera de los servicios financieros. Por ejemplo, sucede que en ciertas regiones hay mayor inclusión y en otras es muy baja. Sucede también con las actividades económicas, lo que provoca que muchas pequeñas y medianas empresas, por no tener acceso a financiamiento, directamente trabajan en la informalidad. 

Algo que se pudo ver de manera clara en los últimos meses, producto de la pandemia por el coronavirus, es que se multiplicó la cantidad de personas que tuvieron, en algunos casos casi obligatoriamente, que realizar aperturas de cuentas o servicios similares. Pero también lo que visualizó fue que cada vez más personas consultan acerca de cuánto puedo ganar de intereses con mi dinero. Es decir, por la crisis económica que afectó a muchos sectores, miles de personas que tienen ahorros quieren comenzar a tener rentabilidad con ellos para así estar mejor preparados financieramente ante otro inconveniente similar. 

Las autoridades gubernamentales destacan que se produjo de manera casi inmediata una transición tecnológica hacia los servicios financieros digitales, de parte de millones de mexicanos que tuvieron que adaptarse, y un ejemplo concreto a eso puede ser el servicio de envío de remesas, las cuales provienen sobretodo de Estados Unidos. 

Lo bueno es que se puede constatar que tanto desde el sector público como el sector privado, se encuentran trabajando a los fines de poder brindar día tras día un mejor servicio, para que cada producto financiero sea mucho más accesible para cualquier persona, desde el punto de vista de la agilidad y la facilidad. Pero por otro lado, a los fines de incentivar el uso de la tecnología digital financiera, las diversas instituciones están procurando la reducción y en algunos casos directamente la eliminación de comisiones o cargos por el uso normal y diario de ciertos servicios financieros. 

Finalmente indicar que todas estas medidas que se puedan ir tomando van a ser totalmente importantes, no sólo para el usuario final sino que también para el país en general. Si bien México tuvo una caída del PBI estimada en un 8.8% en el 2020, desde el Banco de México como así también de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), algo que destacan como positivo es que no se produjo una crisis financiera, toda vez que continuaron con normalidad las inversiones, los financiamientos, entre otras cosas, en parte por la mayor inclusión financiera que hubo de toda la población.

Por Raúl Ramírez

Tech journalist, diseñador, blogger, marketing digital. Editor en jefe en https://isopixel.net. Colaboro en @Nibble20. Speaker, marketing, gadgeteer & serial geek.