in

Cómo arrancar y manejar de manera digital un negocio desde casa

  • La idea de emprender al arrancar y manejar de manera digital un negocio, nace de la incomodidad que sentimos durante una crisis y la pandemia no es la excepción. 

Iniciar un negocio que te de la alternativa de manejarlo desde casa requiere algunas habilidades extras que debes pulir con el tiempo. Claro, nadie dijo que sería fácil, aunque la realidad es que la tecnología nos brinda alternativas extra y comodidades que con el hecho de poseer la naturaleza emprendedora que tienen los startuperos de a pie, te da la posibilidad de colocarte como el dueño de tu tiempo y ahora te digo la razón.  

Autodisciplina

En definitiva esta es una herramienta con la que los verdaderos emprendedores  cuentan. ¿Cuántas veces has escuchado a las personas decir que si están en casa, no trabajan? Lo sé, muchas y en estos tiempos, esta habilidad en específico los mantuvo en el juego o simplemente, se tuvieron que ir. 

Cuando decides emprender un negocio desde casa las distracciones están a la orden del día. La recomendación aquí es habilitar un despacho/oficina en una zona o si cuentas con una habitación disponible, ¡mejor! Este simplemente tu refugio, donde puedas aislarte del resto de la casa para que los asuntos domésticos no interfieran en tu atención.

Evita dejarte llevar por cualquier impulso que te lleve lejos del foco del trabajo y pon atención especial a  las necesidades primarias que igual realizas en un corporativo. 

Horarios

Es totalmente indispensable en un negocio que está montado en casa. En este caso te recomiendo que hables con tu familia si es que tienes. Por ejemplo, los hijos están a tu cargo parcialmente cuando vuelven del colegio, pero ahora no lo hay, así que destina horarios, fechas y entregables para los requerimientos de las actividades escolares y en tu tiempo que no destinas al trabajo, tendrás que estar al tanto, de esta forma todos se mantienen ocupados en sus tareas y no hay un efecto distractor.

Por supuesto con los lactantes es distinto y no nos queda más que agradecer que estamos a su lado y no tenemos la necesidad por el momento, de estar lejos de ellos.

Desconéctate luego del horario de trabajo

Este es un tema. Por experiencia te digo que no desconectarte cuando la jornada de trabajo concluyó, podría llevarte a problemas con el reloj circadiano, así que más vale que dejes de lado las llamadas fuera de contexto a altas horas de la noche o atender correos directamente de la máquina o adiós sueño y al día siguiente se te dificultará levantarte a la hora pactada contigo mismo y cumplir con tus actividades de emprendedor.

Organización

Tu core business es importante y la disciplina lo es todo, por ello debes cumplir en tiempo y forma con ello. Un ejemplo de ello es la prospección o las tareas administrativas. Pon principalmente atención en que debes ser capaz de gestionar muy bien tu tiempo. Una agenda mensual, semanal y diaria, te dará el poder de decidir sobre los proyectos en sus objetivos de ventas, además de cumplir con los trámites o las acciones de prospección que has de llevar a cabo en el trayecto del negocio.

Tolerancia a la soledad

Es lo más peligroso para tu salud mental, así que acostumbrate. Me pasa por ejemplo que si no tengo salidas al exterior donde la distracción es un tesoro preciado, entro en un modo donde el fin de semana que tengo libre, no lo ocupo para darme una escapada y así pueden irse un par de semanas, pero… Ahora no es la mejor opción, por lo que te recomiendo y pido encarecidamente es que si cuentas con una familia, sujetate de ella con lo que puedas. En caso de no tenerla y estar en completa soledad, siempre existen personas que se preocupan por uno, la clave es cosechar relaciones. No te llaman, ¡Llama tú! Platica con ellos tu postura emprendedora, genera peloteo de ideas, tal vez alguien más vea lo que tú no.

¿Qué hay de la fiscalidad y la legalidad?

De entrada, debes de tener en cuenta algunos aspectos fiscales y legales. La figura jurídica que escojas para emprender es indiferente del espacio físico en el que desarrolles tu actividad.

En caso de alquiler

Revisa a la perfección el contrato de alquiler, ya que puede contener una cláusula que prohíba realizar cualquier tipo de actividad mercantil dentro del domicilio. Si no tienes problema de trabajar desde casa pide dos facturas al arrendador separadas. Una correspondiente al porcentaje afecto a la actividad económica, que debe incluir el IVA y la otra correspondiente a la vivienda.

Gastos deducibles

Trabajando desde tu casa puedes deducir bastantes gastos. Entérate cuáles son los vinculados a la actividad económica o afectos a la misma, justificados mediante las facturas y deben estar registrados contablemente incluso verifica cuáles son los suministros domésticos que puedas incluir.

Plantilla de personal

Debes tomar en cuenta que cuando tienes gente trabajando para ti y estás en correcto orden fiscal, esas personas deberán tener prestaciones que les amparen y a ti de paso. Quítate de la cabeza que un trabajador que no tiene un contrato no demanda, lo hace y de peor forma o ¿Para qué te imaginas qué sirve un contrato si no es para amparar a ambas partes?

CRM de vida o muerte

Las distintas herramientas que existen hoy día, permiten organizar este trabajo en remoto.

Alojamiento en la nube

Además de gestionar tus proyectos en la nube a tu disposición, las herramientas gratuitas como Google Drive, Ydray, Dropbox o One Drive. O de pago como Github, te ayudan con tu almacenamiento de manera formidable, ¡Usalas!

Gestión y organización de proyectos en remoto

Gestionar trabajos en línea es indispensable.  Casi todas cuentan con versiones gratuitas y versiones de pago. Te recomiendo, de entrada, Asana, Trello, Click Up, Base- Camp3, Twproject o Jira Software.

En mi experiencia, Asana es la mejor opción, te sirve para comunicarte, asignar tareas por fecha, enlaza proyectos y tareas, posee comunicación privada, etc.

Logística

Hay negocios que necesitan stock y almacenaje. Estas necesidades hoy día tienen soluciones para movimiento, almacenamiento y manejo de mercancía. Además incluye a las personas, como las reuniones físicas con clientes/proveedores y colaboradores.

Trabajando desde casa ahorras muchos de estos costes en desplazamientos y en infraestructuras, pero organizar reuniones físicas con clientes y proveedores sí es un tanto complicado y deberás adecuarte a las necesidades de tus clientes.

Existen alternativas para ver en físico a las personas que son parte de tus proyectos.

Últimamente he escuchado a muchos decir que un coworking da una muy mala impresión de la empresa cuando de captar clientes se trata, ya que este da la impresión de no contar con la infraestructura que denota la “poca seriedad” de la empresa. Con el fin de evitar estos contratiempos  hay opiniones encontradas para esto pero un cowork no es la única opción y como emprendedor, denota dinamismo certero, así que de lo anterior, ni te preocupes, ya que estoy segura de que incluso te traerá más clientes a la mesa. 

Como en mi nota hay para todos los gustos y si no eres afecto a los coworks, existen soluciones de oficinas que podrías rentar por hora o días, las hay desde muy básicas, hasta ostentosas en diseño. Otro tip es que también puedes citar a tus clientes en el club deportivo donde asistes cotidianamente o bien hasta en una cafetería, todo depende de tus recursos y de la impresión que deseas dar.

Listo. A grandes rasgos tienes una visión de lo que significa emprender un negocio sólido desde casa y algo que debes tener bien en cuenta es que tarde o temprano te exigirá tanto, que necesitarás dejar la comodidad de tus chanclitas, por una oficina en forma, con tu gente cerca o en remoto, pero siempre de cara al éxito. 

No olvides seguirnos y comentar en Twitter y Facebook

Por Azenet Folch

He sobrevivido a mi propio Apocalipsis, me siento honrada ser parte del #IsopixelTeam, me encuentras por mi nombre, “Azenet Folch”, en todas las Redes Sociales, en el día trabajo en una empresa de MKT en la que soy cofundadora, la cual está compuesta de gente apasionada que cree en el amor, el trabajo duro y que podemos cambiar el mundo. De noche, creo arte con óleo, diseño instalaciones, pinto murales para poder comprarme mis juguetes de Star Wars, soy apasionada del emprendimiento, fotografía, arte, soy Workaholic 3.0 por elección, la persona más sencilla y menos ordinaria que puedes conocer.