in

Bicicletas urbanas plegables potenciadas con simulación computarizada

Conoce toda la ingeniería que hay detrás de las bicicletas plegables para que tengan un funcionamiento óptimo.

Brompton

Las grandes metrópolis del mundo están modificando sus paradigmas en términos de movilidad y transporte urbano. La necesidad de ciudades sostenibles y amigables con el medio ambiente ha provocado el aumento en el uso de sistemas de desplazamiento ecológico que tienen como finalidad reducir el uso del automóvil particular. Sistemas como los patines, el scooter  o la bicicleta.

Refiriéndose a este último, la evolución tecnológica ha ido de la mano con las mejoras en este medio de transporte. Desde los bocetos en papel desde hace más de dos décadas, hasta la simulación computarizada, hoy podemos encontrar bicicletas urbanas ligeras, eficientes, completamente ergonómicas y plegables que ofrecen una solución de movilidad a una ciudad con más de 20 millones de habitantes y donde seis de cada 100 personas usan la bicicleta de forma cotidiana, según datos y estimaciones del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).

De esta forma, Altair, por medio de su plataforma Inspire, en unión con la línea de bicicletas de origen inglés, Brompton, que produce 50 mil vehículos al año y exporta a 46 países, han optimizado el transporte de dos ruedas, haciéndolos ideales para atravesar las rutas de una ciudad de tránsito apretado, tal y como es la capital mexicana.

Gracias a la las soluciones de generación de conceptos innovadores para optimizar objetos desde la fase de diseño, Altair ha colaborado para dar un mejor rendimiento y capacidad de funcionamiento a las bicicletas Brompton por medio de la simulación de diseños más livianos y con masa reducida, lo que resulta en reducción de costos, menor tiempo de desarrollo del producto y consumo mínimo de materiales.

Por medio de la simulación virtual de Inspire, es más fácil entender un producto de forma más extendida; en el caso de Brompton, se tomaron en cuenta tres factores relevantes: peso, costo y desempeño. Con esto en mente se puede aplicar el software en problemas y situaciones físicas diversas y establecer mejoras en el proceso de fabricación, como materiales novedosos, innovación en componentes de manera topológica e, incluso, nuevos métodos de manufactura.

“La gran oportunidad para el futuro es utilizar materiales compuestos para este tipo de bicicletas. Se usa mucho en la aviación, poco a poco se usa en las bicicletas de carreras; son materiales que las hagan más ligeras y, que por eso están usando nuestro software, para simular ese tipo de materiales”, dijo Ottmar Kappes, Director Regional en Altair México.

Así como la cuestión con los materiales de fabricación, en los que se buscará la mayor ligereza, aún existen áreas de perfectibilidad para Brompton, sin embargo, la facilidad de adaptación de estos vehículos a los nuevos cambios les da mayor vigencia: ”Siempre es perfectible. Uno compara una bicicleta de estas con una de hace diez años y, detalle por detalle, todo ha cambiado. Prácticamente todos los componentes de la bici cambian año con año de manera imperceptible. La gran ventaja es que todo lo nuevo es muy fácil de incluir dentro de una bici anterior y que te puede acompañar, por lo menos, 10 0 15 años”, indicó León Hamui, Gerente General de Brompton México.  

De esta manera es posible ver el resultado del trabajo de la simulación virtual en pro de generar  ciudades sostenibles, cambiando la cultura de sus habitantes para tener un ambiente mucho mejor por medio de soluciones de movilidad intermodal.

No olvides seguirnos y comentar en Twitter y Facebook

Por Jessica Ortiz

Me gusta escribir de tecnología y básicamente todo lo que conlleve diseño