in

El increíble e imposible Pantone de hace más de 300 años

En 1692 (271 años antes que Pantone) A. Boogert realizó un libro sobre la mezcla de acuarelas en donde a través de sus 800 páginas realiza un gigantesco tratado sobre el color.

Antes de la Guía de colores Pantone, no existía un sistema en el mundo para el reconocimiento de colores estándar, cada quién se las apañaba como podía y aquello era un caos.

Por eso me sorprende enterarme que en 1692, un artista llamado “A. Boogert”, creó un impresionante libro para mezclar colores para acuarela, esto son 271 años antes que la tarjeta de colores Pantone.

El libro titulado ‘Raité des Couleurs servant à la Peinture à l’eau’ (‘Tratado de colores para pintar con agua’), consta de más de 800 páginas completamente escritas a mano, en holandés, es una guía sobre la modulación de color y pigmento estándar, posiblemente hasta ese momento, fuese la obra más completa en color jamás escrita.

El manuscrito describe no solo el uso del color en la pintura, sino también la forma de crear diferentes colores y tonalidades al agregar diferentes cantidades de agua en diferentes pigmentos, así como los diferentes usos de los tonos y estilos.

Se trata de una obra incomparable e impresionante en su alcance, para encontrar un libro que fuera similar en alcance y profundidad, tendríamos que esperar hasta 1963 cuando salió el estándar actual de la Guía de colores Pantone.

El libro contiene muestras de comparación de colores, descripciones de colores e incluso instrucciones de asignación detalladas para enseñar a los lectores cómo mezclar tonos específicos y cambiar tonos agregando diferentes proporciones de agua.

Erik Kwakkel, un historiador de libros medievales de la Universidad de British Columbia, Vancouver, fue quien encontró el libro en una base de datos francesa. Cuando tradujo algunas de las páginas, concluyó que se trataba de una guía para la enseñanza del color.

A. Boogert explica en la introducción que escribió el libro con fines educativos, pero fracasó porque, lamentablemente, debido a que el manual está escrito a mano y, por lo tanto, literalmente, único en su clase, solo un número muy pequeño de personas tuvieron el privilegio de estudiar este libro.

El hecho de que existiera un único ejemplar, provocó que no tuviera “alcance” entre los pintores de la época, ni la atención entre los historiadores del arte moderno, que sin duda merece.

Actualmente, el libro original se conserva en la Biblioteca Méjanes en Aix-en-Provence, en Francia. El libro completo se puede ver en alta resolución aquí.

No olvides seguirnos y comentar en Twitter y Facebook

Por Raúl Ramírez

Tech journalist, diseñador, blogger, marketing digital. Editor en jefe en https://isopixel.net. Colaboro en @Nibble20. Speaker, marketing, gadgeteer & serial geek.