in , , ,

INSTAGRAM, ¿CHISMOGRÁFO VIRTUAL?

Seguramente a estas alturas ya todos han utilizado el famoso sticker de preguntas en instagram, ¿cierto? Nos hemos enterado, incluso, de cosas que no queríamos saber de nuestros instagramer favoritos. Dicen por ahí que Instagram se ha convertido en el chismográfo virtual.

Instagram en sus últimas actualizaciones han incluido herramientas para lograr una mejor convivencia y comunicación entre el instagramer y sus seguidores. La primera innovación fueron las stories. Luego vinieron una serie de herramientas para poder lograr una interacción mayor: incluir hashtags en las stories, las encuestas, el emoji slider y finalmente, las preguntas.

Bien, ¿por qué ha llamado tanto la atención ese sticker de preguntas?

Primero, puedes interactuar con tu instagramer favorito. Segundo, sabes que quiera o no, siempre verá lo que le preguntas. No es como dejar un comentario en sus fotos que, si es un instagramer con muchos seguidores, probablemente, tu comentario se perderá entre los miles de comentarios que le dejan. Y no olvidemos mencionar que muchos instagramers tienen desactivada la opción de recibir respuesta a sus stories. Es decir, sabrá de tu existencia, le guste o no.
Además, aunque sabemos que la pregunta no es anónima para el instagramer, sí lo será cuando la comparta en sus stories. En realidad, solo esa persona sabrá quién le preguntó algo. Así que si lo pensamos bien, conserva un poco el anonimato. Al menos, no todos sus seguidores sabrán quien realizó la pregunta. Salvo, claro, que el instagramer decida hacer público al realizador de la pregunta.

Lo malo es que si al instagramer no le gustó lo que se le está preguntando no habrá respuesta alguna. Pero el follower puede estar seguro que el instagramer sí leyó su pregunta.

Pero, ¿para qué funciona todo esto? Está claro que Instagram está pensando más en aquellas cuentas de empresas o marcas (incluso figuras públicas). Al lanzar un sticker donde el usuario pueda realizar una pregunta, la empresa o marca, puede percatarse de las necesidades de sus usuarios. Incluso, sin que estos se den cuenta, pueden realizar un estudio de mercado. Basta con elegir un buen texto para el encabezado del sticker. Es importante saber que el sticker no sólo sirve para hacerles preguntas al instagramer, sino que este, puede hacerlas también a sus followers y obtener respuesta. Por ejemplo, imaginemos que un cantante necesita saber que es lo que prefieren escuchar sus fans. Entonces, el encabezado del sticker podría ser algo como: “¿De qué tema prefieres mis próximas baladas?” Ahí el usuario extremará sus preferencias y el cantante obtendrá información valiosa que le ayudará a tener éxito en su próximo disco. Y eso es sólo un ejemplo que se nos vino a la mente, pero la verdad es que el sticker de preguntas es muy útil para la interacción instagramer – follower.  Depende de cada instagramer el uso que le dé y los beneficios que pueda obtener de este.

Por lo mientras, los instagramers común y corrientes (como yo) podemos seguir disfrutando del chismográfo en el que se ha convertido Instagram.

No olvides seguirnos y comentar en Twitter y Facebook

Por Talía Pacheco

Diseñadora gráfica que por alguna extraña razón se dedica a la docencia. Súper fan de los gadgets. Amante de la astronomía. Obsesionada con los dinosaurios. La fotografía y los viajes son mi pasión.