in

¿Cómo transformar a México a través de la confianza y la tecnología?

Actualmente, México atraviesa por diversos cambios, y a su vez muchas desigualdades.

Una de las más grandes sucede en el sector económico, en el que el sector bancarizado ha crecido en los últimos años. Hoy en día hay más de 171 millones de tarjetas en circulación, tanto de débito como de crédito, aunque sólo 88 millones son utilizadas de acuerdo con información del Banco de México. Sin embargo, aún existen problemas de desigualdad en la negación de solicitudes de préstamos, lo que puede dar como resultado malas experiencias para los mexicanos que los solicitan.

En nuestro país, 1 de cada 4 solicitudes de tarjetas de crédito son rechazadas, debido a que las personas que los solicitan tienen problemas con el Buró de Crédito. Conseguir un préstamo de menos de 7 mil pesos implica intereses de hasta 677%, lo que complica aún más la solicitud y otorgamiento de dichos préstamos.

Este panorama no contempla a un importante porcentaje de la población mexicana que tiene grandes necesidades personales, educativas y de salud, que son las áreas para las que más se solicitan créditos. Sin embargo, esta situación no debe de influir en el desarrollo constante de la sociedad y de las comunidades.

Como una solución a estos problemas en los que existe desigualdad y pocas oportunidades debido a la poca confianza hacia estos sectores desprotegidos, nace GIRO, una empresa tecnológica y humana que busca cambiar a México. GIRO comienza a partir de una idea disruptiva, la cual busca mejorar las condiciones económicas de las personas en este país, a pesar de los retos que implica el panorama, lleno de malas experiencias y poca credibilidad con respecto a los préstamos bancarios.

El formato bajo el que funciona GIRO es simple, se basa en un método conocido por la mayoría de la población mexicana, las tandas, ya que para adquirir un préstamo es necesario que un cliente comience una tanda y al mismo tiempo GIRO hace el préstamo, debido a la confianza que los tanderos depositan en el cliente desde un comienzo.

GIRO representa una manera de hacer las cosas diferentes, ya que con las ganas de activar la economía mexicana, se pueden dar préstamos con una tasa de interés muy competitiva, lo que impacta de manera favorable la vida y el bolsillo de las personas.

Debido a esto, la base de GIRO es la confianza, ya que aquí no hay letras chiquitas, pues se busca que el cliente siempre tenga toda la información clara de su préstamo. Por lo que una parte del modelo de GIRO se basa en una tanda, ya que si hay personas que confían en el cliente, GIRO también confía en él.

Para solicitar un préstamo es necesario comenzar una tanda con un mínimo y máximo de 4 y 12 personas respectivamente, una identificación oficial, una cuenta bancaria del cliente y, para asegurarse que se es el mejor candidato, GIRO solicitará ver el buró de crédito, sin embargo éste no es la base de la evaluación.

“Con GIRO podemos cambiar a México, cada persona que se une a nosotros está aportando un granito de arena para transformar y mejorar la situación financiera en nuestro país (…) Nosotros queremos dejar un impacto en la vida de todo aquel que forme parte de GIRO, con la ayuda de la tecnología y la confianza”, comentó Jorge Isaac Oseguera, director general de GIRO.

GIRO es una manera diferente de crear oportunidades para la sociedad mexicana, logrando que a su vez estas se sientan incluidas en la industria económica del país, por esto mismo este modelo está basado en un método que funciona a través de la confianza y el sentido comunitario.

No olvides seguirnos y comentar en Twitter y Facebook

Por Jessica Ortiz

Me gusta escribir de tecnología y básicamente todo lo que conlleve diseño