Misfit el fabricante de Wearable  finalmente está saltando al juego SmartWatch.

La compañía, que fue adquirida por el fabricante de relojes Fossil en 2015, presentó su nuevo Vapor SmartWatch, que será el primero de la compañía en tener una pantalla táctil. 

La compañía, que hasta ahora ha estado más centrada en los fitness trackers y relojes “híbridos”, planea lanzar el reloj por $199 dólares a finales de este año.

Misfit no escatimó en especificaciones para el Vapor. Tiene una pantalla táctil redonda AMOLED de 1,39 pulgadas, que es alimentado por un procesador Qualcomm Snapdragon de 2100, y tiene duración de la batería de dos días.También está equipado con un sensor de frecuencia cardíaca, acelerómetro, giroscopio y un altímetro.

Lo chido es que es compatible con dispositivos iPhones y Android, Misfit dice que corre su propio sistema operativo, que es muy similar al Android Wear 2.0.

Al igual que los relojes equipados Android 2.0 Wear, las aplicaciones del Vapor puede funcionar independientemente de que smartphone sea.

 Se ha incorporado GPS para que pueda realizar un seguimiento de caminatas o ejercicios y 4 GB de almacenamiento a bordo para que puedan escuchar música en movimiento (cuando el reloj esté vinculado con los auriculares Bluetooth).

Su navegación es también similar a Android 2.0 Wear, con sus aplicaciones que aparecen alrededor del bisel, en lugar de una lista vertical.

 

Fiel a sus raíces la compañía de wearables, tiene sus propias apps de tracking y las mostrará en la pantalla en forma de animaciones cuando lleguen a su meta diaria de fitness.

Misfit no ha dicho exactamente cuando el reloj se pondrá a la venta, pero es probable que venga después de que Google y su retraso de la actualización de Android 2.0, que ahora se espera que en la primavera cuando Google planea lanzar dos smartwatches propios. Pero con características sólidas y un precio razonable, el Vapor podría ayudar a respirar un poco de la tan necesaria la vida en el espacio wearable que no sea de Apple.