• Un par de delincuentes de poca monta robaron un smartphone mientras transmitía en vivo el saqueo de una tienda FAMSA Monterrey y su torpeza los llevó a que mostrar sus rostros en dicha transmisión en varias ocasiones.

  • Ahora los delincuentes son las estrellas de las redes sociales por su poca pericia con el teléfono.

Después del terrible momento que se vive en México con el clima al rojo vivo por los constantes saqueos que se han presentado después del “mega-gasolinazo” que azotó nuestro país el primer día de este 2017, siguen saliendo videos que impactan en las redes sociales como el que les presentamos en esta ocasión durante un saqueo a la tienda FAMSA Monterrey en el estado de Nuevo León.

Pero ahora los protagonistas de esta historia no fueron las personas que estaban creando un caos en la ciudad si no un par de malandrines que robaron el smartphone del usuario que documentaba en vivo dichos sucesos… y lo que pasó después fue tan estúpido que raya en lo ridículo:

 

Saquean Famsa en Apodaca

Posted by Victor Badillo on jueves, 5 de enero de 2017

Una vez que los ladrones corrieron casi hasta morir (esto es real) debido a su pobre condición física, el autor de la fechoría se las arregló de manera involuntaria para transmitir desde la cámara frontal… lo que causó que durante el stream se pudieran ver perfectamente sus rostros en varias ocasiones.

Inclusive uno de los torpes delincuentes reconoce su falta de pericia para poder apagar el teléfono… aunque celebraba haber conseguido “el nuevo iPhone”.

Ladrón gordo del iPhone
El amigo gordo del ladrón que intentó apagar de manera fallida el iPhone hasta que se dio cuenta que estaba siendo grabado.

Fue entonces que ambos se dieron cuenta que el teléfono seguía transmitiendo en vivo, lo que fue demasiado tarde porque ya habían salido sus rostros y el siguiente paso evidentemente fue el mayor momento gloria para su paupérrima vergüenza: LOGRARON SER VIRALES y por ende “estrellas de redes sociales”.

El video fue compartido en Facebook… y Youtube, Twitter y el resto de plataformas hicieron el papel de distribuidor del momento tan inverosímil.  Es algo que solamente sucede en un país como México.

No tenemos ni idea de la identidad del dueño del teléfono, ni de los torpes delincuentes, pero sin duda sus rostros merecen ser parte de la cultura de los memes y se vuelvan famosos por un acto tan vergonzoso como el que cometieron… y vivan siempre siendo reconocidos por ello, no se merecen menos.