Llamado el peor año ever, el 2016 catalogado como un año difícil, remató con Mariah Carey y su accidentada actuación en la plaza Times Square de Nueva York en la que los problemas técnicos con el sonido terminaron convirtiendo el momento en un gran fiasco de caos y torpeza.

La cosa comenzó con Carey que parecía perdida en cuanto comenzó a cantar su hit “Emotions”, diciendo a sus bailarines “Just walk me down” y diciendo: “Bueno, Feliz Año Nuevo”.

Y todo se fue cuesta abajo desde allí.

Carey dijo: “No podemos oír”, y entonces sólo parecía … renunciar.

“Yo digo que el público cante”, Carey ofreció sin poder hacer nada, sosteniendo el micrófono a los aficionados mientras se pavoneaba con torpeza en el escenario.

Una frustrada Carey dijo en un momento, “Estoy tratando de ser buena onda aquí”, antes de hacer un intento a medias de playback en “We Belong Together”.

Y luego, después de unos insoportables cinco minutos, llegó a su fin con Carey dando la despedida al 2016 que tanto merecía. 

Carey pareció no darle importancia al asunto con un tuit enviado no mucho después de la presentación, porque pues tiene razón, Eso pasa. Shit happens.

Sashay Away Mariah…