Estos últimos meses he pensado demasiado en lo desastroso que puede ser el no brindar un salario emocional a quienes trabajan para nosotros los emprendedores, el tener conexión emocional con tus jefes como trabajador o bien de jefe a empleado. El dar un tanto de ti y preocuparte por el bien de los que trabajan a brazo partido a tu lado, te redefine como persona, te hace sentir que apelas a tu lado humano, te ayuda a hacer las cosas de una mejor forma, a ser incansable y ponerte de una vez por todas la camiseta de la empresa para la que trabajas; por esta razón, esta vez te hablaré de Chatri Sityodtong,  el directivo de la academia de artes marciales Envolve MMA.

Sityodtong, parece estar consciente que las prestaciones innovadoras, el clima laboral y el reconocimiento al trabajo, no son suficientes para hacer que sus empleados se sientan plenos, ya que ha gastado 500 mil dólares para llevar de viaje a sus colaboradores y ha sido catalogado en las Redes Sociales como “el mejor jefe del mundo”.

Ahora bien, ¿Realmente vale la pena este inmenso proceso de transformación y desarrollo en tu empresa? La respuesta es… ¡Sí! pero vemos en el mundo que desgraciadamente cada vez aumenta más la “ceguera” ante las horas extras que se trabajan sin pagar, los abusos de parte de algunos empleadores que se llenan los bolsillos de dinero a costa de las personas que laboran sin prestaciones de ley y son víctimas de las actividades que poco a poco van comiéndose al mercado laboral formal y Sityodtong, lo sabe, por eso la cultura organizacional de Envolve MMA es única y todo indica que es sumamente efectiva en su compañía. ¿Cómo nos enteramos de lo que ocurría de cara a Envolve MMA?, ¡Fue curioso! Ya que los propios empleados compartían las fotografías del viaje que Sityodtong les obsequió y estas llamaron la atención de los internautas a tal grado que se hizo viral y vaya que lo disfrutaron.

El caso de Envolve MMA, no es un caso aislado, ya que a inicios del 2016, un millonario chino, regaló a sus empleados unas vacaciones a España nada menos que a sus 2,500 empleados, el nombre de dicho empresario es,  Li Jinyuan, que preside el Grupo Tiens e invirtió un salario emocional para bien de 7 millones de euros para que sus trabajadores detuvieran por unos días sus actividades y se dieran a la tarea descansar porque merecido se lo tienen.

En ocasiones en nuestro esfuerzo más estrepitoso y efusivo porque las cosas marchen bien, nos llegamos a olvidar de detenernos y así permitirnos que las ansias de ser curiosos vuelvan, dejando que la mente vuele y la creatividad venga de vuelta del lado oscuro de la luna, a nosotros.