Esta tarde llegó el Club América después de su participación en el Mundial de Clubes en Japón y ahora se preparan para recibir este jueves a los Tigres para encarar la final de ida de la Liga MX que se celebrará en el Estadio Azteca.

Así la llegada del equipo América de Japón al AICM.

A photo posted by Aracely Martínez (@celyarafoto) on

 

El club mexicano hizo escala en Houston en donde el vuelo al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se demoró un par de horas lo que algunos creen podría afectar al rendimiento físico de los jugadores.

Para el jugador William Da Silva el partido contra Tigres será difícil pero está motivado por ser un partido de final, aunque sí reconoció que el viaje que se hizo desde Japón fue pesado.

Ricardo Pelaez, director deportivo del Club América, también manifestó que no existen pretextos para no ganar la final de la Liga MX después del largo viaje que el club mexicano realizó, aunque también resaltó lo desgastante que fue el viaje y la complicación de su conexión en Houston, pero consideró que el equipo lleva una inercia jugando partidos contra equipos importante lo que le llevará a la larga benéfico ya que su equipo no pierde ritmo futbolístico.

PARA EL TUCA NO ES REVANCHA

Ricardo Ferreti, director técnico de los Tigres, manifestó que esta final contra el América no representa una revancha de las finales que han perdido enfrentando al conjunto de Coapa: “Este partido es una oportunidad para mejorar lo que hemos hecho cuando disputamos la final” y de la mismo manera comentó que son los medios de comunicación los que ponen el énfasis en hacerlo una revancha.

Ferreti cree que tanto América como Tigres llegan en las mismas condiciones porque si bien ellos no han tenido actividad como su rival, ellos han tenido un desgaste y agregó que le hubiera gustado que el América hubiera quedado en un mejor lugar ya que ellos no le desean mal a nadie y menos a aquellos que representan al mismo fútbol en el que ellos participan.