in

Nicolas Cage y el extraño caso del cráneo de dinosaurio robado

El actor de “National Treasure” Nicolas Cage, se encuentra en la disyuntiva de tener que separarse de un fósil que adquirió de contrabando ilegal de otro país.

Suena más como la trama de una de sus películas que de una página de su vida. Sin embargo, el actor Nicolas Cage ha aceptado según los informes, devolver un cráneo de dinosaurio que poseía después de que se descubrió que tal cráneo había sido traído ilegalmente a los E.U. desde Mongolia.

Una demanda civil destinada a obtener el cráneo, presentada por la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York, se reveló la semana pasada. Cage había comprado el cráneo del  Tyrannosaurus bataar en Beverly Hills, California, en la Galería IM Chait en marzo de 2007 por $ 276.000 dólares.

El actor, que recibió un certificado de autenticidad de la galería, según su publicista, Alex Schack, fue contactado por primera vez por el Departamento de Seguridad Nacional en julio de 2014, momento en el cual se le informó que el cráneo podría haber sido robado. Schack, dijo a Reuters que Cage está cooperando plenamente en la materia.

“Artefactos culturales como este cráneo bataar representan una parte del patrimonio cultural nacional de Mongolia”, dijo Glenn Sorge, que es el agente especial a cargo de la oficina de Nueva York de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas. “Pertenece al pueblo de Mongolia. Estas antigüedades de valor incalculable no son recuerdos que se venden a coleccionistas privados o aficionados”.

El Tyrannosaurus bataar (también llamado Tarbosaurus bataar) fue uno de los últimos dinosaurios supervivientes de la Tierra cuando vagaban por el desierto de Gobi en Mongolia a finales del período Cretácico, que terminó hace unos 66 millones de años. Al igual que su primo mayor, el Tyrannosaurus rex, T. bataar era un carnívoro. Pero bataar es en realidad una especie más antigua que el rex. Creció hasta aproximadamente medir 40 pies (unos 12,2 metros) de largo y pesaba hasta 6 toneladas. Habría tenido un cráneo grande, pero que no era muy pesado debido a la estructura de huesos delgados y espacios para las grandes bolsas de aire.

blank

Por Jessica Ortiz

Me gusta escribir de tecnología y básicamente todo lo que conlleve diseño