in

¿Hartos de las selfies? Llegaron las Belfies

%nombre de archivo%

La llamada selfie llegó en el 2014 al parecer para quedarse. Pero si ustedes ya están hartos de las selfies, el 2015 es de las Belfies.

Si no están familiarizados con el término, una belfie es esencialmente una selfie tomada desde el extremo posterior es decir por detrás.

El término fue acuñado por Kim Kardashian, y la pose es favorecida por celebridades como Rihanna, Miley Cyrus, Heidi Klum, Nicki Minaj, Cara Delevingne y Jen Selter.

Una belfie no es fácil de tomar, es inherentemente un nivel muy avanzado de selfie. A menos que se esté tomando la foto a través de un espejo, es necesario mantener, enfocar y encuadrar una foto por encima del hombro, todo esto sin ser capaz de ver la foto. Para ello se inventó algo llamado Belfie Stick que agiliza este proceso.

A diferencia de una barra para selfie normal, el Belfie Stick es flexible e ideal para tomar fotos desde atrás. La barra es de acero de titanio y puede ser doblada en ángulo y de acuerdo a su preferencia y es fácil tomar una causal de aspecto belfie que, al espectador, le parecerá una simple mirada sobre su hombro.

El Belfie Stick fue creado por los expertos en selfies de ON.com, un sitio de redes sociales basadas en fotos.

“Nuestros usuarios son nuestro mayor indicador de las tendencias en selfies, siendo que es el tipo de foto que publican más a menudo”, dijo el director de tecnología de ON.com Kevin Deegan. “Hemos notado un gran aumento en los usuarios que toman selfies de sus traseros en  los últimos meses por lo que el siguiente paso natural para nosotros era desarrollar un dispositivo para ayudar a nuestros usuarios en la toma de tal foto”.

Antes de crear el producto, On.com encuestó a más de 10,000 expertos en selfies. Ellos encontraron que muchos usuarios querían poner de relieve sus “atractivos traseros”, pero tenían dificultades para maniobrar este tipo de fotos con un selfie stick tradicional. Ellos crearon el producto para satisfacer esta demanda.

El Belfie Stick está disponible para preorden  aquí  por $ 79.99 dólares.

Hartos de las selfies

Hartos de las selfies

blank

Por Jessica Ortiz

Me gusta escribir de tecnología y básicamente todo lo que conlleve diseño