in

EyeStop: parada de autobus interactiva.

%nombre de archivo%

%nombre de archivo%

Hoy en día la tecnología se vuelve cada vez más avanzada y se mimetiza en mayor cantidad con nuestro entorno. Ya hemos visto autos completamente táctiles, mesas e incluso paredes, en esta ocasión toca el turno a una parada de autobús.

El EyeStop es un concepto que fue lanzado hace algunos años por la Senseable City  Laboratory of  MIT  destinado a la ciudad de Florencia en Italia.

Un concepto bastante tecnológico, que planteaba la interacción completa de los usuarios al esperar el autobús.

Un stand alimentado por energía solar fotovoltaica  que está equipado con pantalla táctil que muestra información como horarios de autobuses o la ruta más corta para llegar a un determinado destino. Además permite navegar por Internet, comprobar la calidad del aire o la polución del lugar de la ciudad donde se encuentra en un momento dado, ver la ubicación exacta de su deseado autobús y saber cuánto deberá esperar aún, interactuar con su dispositivo móvil y usar la cabina como un medio para enviar mensajes.

 %nombre de archivo%

Toda una exploración hacia el mobiliario urbano inteligente, un concepto que actualmente resulta totalmente posible. Proyectos como este, tienen el objetivo de enriquecer las ciudades con la más avanzada tecnología,  servicios interactivos, información de la comunidad y para la comunidad y el entretenimiento.

Muy útil tanto para los turistas como para los habitantes de lugar. Estando en una era en la que deseamos controlar todo a través de un dispositivo móvil, este concepto resulta como caído del cielo.

 %nombre de archivo%

Con un solo toque, se puede conocer en el mapa la ubicación actual del usuario y la de todos los autobuses que se encuentran en las rutas alrededor.

El EyeStop brilla con diferentes niveles de intensidad de señal para avisar del acercamiento de un autobús y la distancia que falta.

Su modelo paramétrico generativo produce un diseño único para cada parada de autobús, proporcionando refugio óptimo para los usuarios y la máxima exposición de luz solar directa para la  alimentación fotovoltaica de la parada.  A diferencia de la típica parada de autobús, el  EyeStop está diseñado para adaptarse a las características físicas de su entorno, porque cada unidad es ligeramente diferente de las demás.  Por otra parte, materiales brillantes como el acero, vidrio extra claro y  piedra gris local (conocida como pietra serena), junto con su diseño minimalista, sirven para optimizar la forma en que se mezcla en el tejido urbano histórico de Florencia.
Con la tecnología tan a nuestro alcance, como se presenta actualmente, esperemos ver pronto este tipo de lugares por las calles de Florencia, y mejor aún por varias de las grandes ciudades en nuestro planeta.