in

Los extraños caminos del diseñador o comunicador gráfico

2185312325_36755e4683

Hoy traemos un post invitado. Gracias a la aportación de @migraniax por traer a colación un tema que causa bastante escozor a los diseñadores: la sobre oferta de diseñadores, lo que ha traído como consecuencia el abaratamiento de los servicios de diseño en general, lo que ha provocado que muchos diseñadores migremos hacia otras áreas de oportunidad, y es que señores: el diseño como el crimen, no paga…

“El diseño o comunicación gráfica es una carrera que tiene su auge a finales de los años 80s, en gran medida gracias a la incorporación de los primeros sistemas informáticos comerciales para la auto edición de imágenes y textos, de este modo se fueron sustituyendo los procedimientos manuales por sistemas digitales, que además de acortar los tiempos de producción, también permitieron que pudieran incorporarse una mayor cantidad de personas a una carrera donde ya no solo el que era “bueno” para dibujar podía aspirar a ser un diseñador gráfico calificado.

Poco después a principios de los años 90s con la llegada y el auge del internet, la multimedia y el 3D, más un acelerado ritmo de avances tecnológicos, con equipos cada vez más poderosos y económicos y el desarrollo de una gran variedad de software para diseño, fueron transformando la forma en que se venía ejerciendo el diseño y la comunicación gráfica. Y ya no solo eran las clásicas disciplinas como el diseño gráfico publicitario, el diseño editorial, el diseño de identidad corporativa; si no que nacen nuevas como el diseño web, el diseño 3D, el diseño de envase, y el llamado diseño multimedia, entre otros.

Ya entrados a finales de los 90s y principios de los 2000, surgen un sin número de escuelas (como Eduware) que ofrecen carreras técnicas o cursos específicos para algunas especialidades del diseño de corta duración lo que hace que un corto tiempo se tenga una gran demanda y pronto el mercado laboral se encuentra saturado de “especialistas” en estas nuevas disciplinas: diseño web, multimedia, 3D, fotografía digital, etc.

Cabe recordar que en México durante los ochentas y noventas hemos pasado por crudas crisis lo que complica aún más el poder ejercer esta hermosa carrera y como consecuencia muchos diseñadores tuvimos que ir capacitándonos cada vez más para poder sortear la feroz competencia en el mejor de los casos y otro tanto empezó a buscar otras alternativas que eran laterales al diseño o de plano dedicarse de lleno a otro tipo de trabajo.

Hoy en día personalmente conozco muchos diseñadores y comunicadores gráficos que por medios propios o auto capacitación aprendieron a programar web y multimedia en diversos lenguajes y han podido sobrevivir dentro de este competido y comúnmente mal pagado campo de trabajo. En algunos otros casos algunos se encuentran realizando cualquier otra actividad como por ejemplo empresarios, a la docencia, al comercio electrónico, restauranteros, taxistas, etc.

En lo personal en estos 15 años de carrera he tenido que alejarme a veces de mi formación académica para dedicarme por necesidad a otras actividades. Para mi sigue siendo una carrera hermosa y muy satisfactoria, pero me ha costado mucho trabajo permanecer vigente y competitivo; pero sobretodo vivir dignamente de esta carrera.

Actualmente he encontrado un extraño camino como empresario y diseñador en campo muy específico dentro del diseño que es la especialidad en el desarrollo de interfaces y como consultor en usabilidad y arquitectura de información, pero sigo eventualmente diseñando cuando tengo tiempo por puro amor a esta bonita carrera.

En tu caso ¿cuál es el extraño camino que has tomado como diseñador? platícanos.

La foto que ilustra este post es cortesía de ohskylab.

blank

Por Raúl Ramírez

Tech journalist, diseñador, blogger, marketing digital. Editor en jefe en https://isopixel.net. Colaboro en @Nibble20. Speaker, marketing, gadgeteer & serial geek.