in

Los sueños

A partir de mi viaje cuasi místico, me ha surgido una problemática con la cual no sé lidiar. Verán, resulta que yo era de esas personas que no recordaban un sueño, por importante y trascendente que fuese, no lograba recordar nada, si acaso la trama principal del sueño, y eso a veces. Ni aún teniendo papel y lápiz a mano para cuando despertara, como muchos recomiendan, lograba retener algún detalle.

Pues bien, mientras viajaba empecé a soñar mucho y a recordarlo, lo atribuía a las mismas condiciones de mi viaje, algo extremas, ya que no me fui a ningún hotel exclusivo, sino más bien de mochilero y a la aventura. El problema ahora es que la situación persiste y no se como manejarla. Sin experiencia en el tema, francamente ya me resulta complicado recordar tantos sueños y detalles, puesto que el más mínimo detalle me resulta tan vívido y trascendental como una percepción real (además sueño mucho). Me siento una especie de Funes el Memorioso, de los sueños.

Ojala esta situación no persista y pronto mis sueños se esfumen, así como llegaron.

Por Raúl Ramírez

Tech journalist, diseñador, blogger, marketing digital. Editor en jefe en https://isopixel.net. Colaboro en @Nibble20. Speaker, marketing, gadgeteer & serial geek.