¡Descubre los 7 secretos para compartir archivos de forma segura y proteger tus datos confidenciales!

%nombre de archivo%

ESET, líder en detección proactiva de amenazas, ofrece 7 consejos esenciales para compartir archivos grandes de forma segura. En un mundo digital donde la privacidad es fundamental, estos consejos te ayudarán a proteger tus datos confidenciales de posibles ataques cibernéticos.

Highlights:

En un mundo cada vez más conectado, compartir archivos en línea se ha convertido en una práctica común tanto en el ámbito personal como profesional. Sin embargo, esta conveniencia conlleva riesgos significativos, especialmente en lo que respecta a la seguridad y privacidad de los datos confidenciales. Ante la creciente amenaza de ciberataques y el robo de información sensible, es fundamental adoptar medidas adecuadas para proteger nuestros archivos al compartirlos en línea.

Las violaciones de datos son frecuentes. Más del 94% de las violaciones de datos en 2023 tuvieron una motivación económica, y más del 70% fueron cometidas por grupos de delincuencia organizada, según datos recopilados por Verizon. Si bien, según ESET, es común que los ciberdelincuentes ataquen en masa a las organizaciones que guardan datos, también son comunes los ataques de phishing a individuos.

Algunos de los métodos de trasferencias más comunes y sus problemáticas:

El almacenamiento cifrado de extremo a extremo de archivos en la nube es la mejor opción para la mayoría de los usuarios. Si se toman las precauciones adecuadas, se puede disponer de un almacenamiento seguro en la nube. Se puede invitar a usuarios seleccionados a ver los archivos proporcionando un enlace de descarga de tiempo limitado, y permite actualizar los archivos mientras están en uso y que todos vean la misma copia. Sin embargo, no todas las soluciones son iguales, y puede que se tengan que tomar medidas adicionales para mitigar los problemas más graves de seguridad, privacidad y experiencia de usuario. ESET comparte 7 consejos para compartir archivos grandes de forma segura:

  1. Elegir el cifrado de extremo a extremo (E2EE): dado que los secretos se codifican en el origen y se descifran en el destino previsto (y permanecen cifrados mientras se almacenan), E2EE es ideal para el intercambio de datos de dispositivo a dispositivo. Esto cubre el cifrado en reposo y en tránsito, e incluso si el proveedor es objetivo de ciberdelincuentes, los datos no saldrán a la luz. Además de los proveedores de intercambio de archivos en la nube E2EE, también existen servicios de correo electrónico E2EE, aunque hay límites de tamaño para los archivos.
  2. Optar por un proveedor centrado en la seguridad y la privacidad: hay muchas ofertas en el mercado por lo que es importante investigar de antemano para asegurarse de que el proveedor sea el adecuado. Leer las políticas de privacidad y entender cómo se protegen los datos.
  3. Recordar los controles de acceso: para mejorar aún más la seguridad, asegurarse de que los archivos están protegidos por contraseña con credenciales sólidas y únicas, para mantenerlos a salvo de miradas indiscretas. Y activar la autenticación de dos factores (2FA) para proteger aún más la cuenta frente al phishing y otros ataques. Establecer un enlace compartido para que quienes dispongan de él puedan acceder a los archivos.
  4. Enlaces de tiempo limitado: al establecer un tiempo de caducidad en los enlaces de descarga que se envíen a un destinatario, se puede minimizar el riesgo de acceso no autorizado a los archivos. Para mayor protección, algunos proveedores también le permiten eliminar archivos a distancia o revocar el acceso una vez descargados.
  5. Utilizar una VPN en redes Wi-Fi públicas: si es posible, no acceder a ninguna cuenta sensible cuando se esté conectado a una red Wi-Fi pública potencialmente insegura. Si no se tiene más remedio, utilizar una VPN de confianza para codificar el tráfico.
  6. Revisar los límites de tamaños de archivos: de modo de asegurarse de que se podrán enviar los archivos del tamaño que se requiere de forma rápida y fácil.
  7. Utilizar software de seguridad: se debes tratar con precaución cualquier enlace entrante a sitios de intercambio de archivos, aunque parezcan legítimos. El software de seguridad escaneará los enlaces o archivos descargados en busca de malware, y mantendrá el propio equipo a salvo de ataques diseñados para secuestrar o espiar las comunicaciones.
Salir de la versión móvil