in

La refinería Dos Bocas usará la misma tecnología en protección contra incendio que los cohetes SpaceX

%nombre de archivo%

La refinería Dos Bocas usará tecnología de punta para la protección contra incendios. Esta tecnología resguardará a las instalaciones de posibles incidentes que involucren combustión, evitando de esta manera un potencial desplome prematuro. La tecnología que se planea implementar proviene de un recubrimiento de primer nivel llamado Pitt-CharNX, desarrollado y patentado por PPG (NYSE: PPG).
 
En una refinería existen varias razones por las que puede ocurrir un incendio, ya que el objetivo principal de estas es el de separar los compuestos que forman el petróleo crudo. Estos procesos se basan en subir la temperatura de los químicos a su punto de ebullición y así poder “destilarlos”, separándolos. Lo anterior implica altas temperaturas y presiones, y muchos de los subproductos del petróleo son flamables y tóxicos, por lo que un incendio en una planta, por desgracia, es una posibilidad latente.
 
Esta tecnología de PPG, utilizada tanto en los cohetes de SpaceX como en las baterías de autos eléctricos, resulta fundamental para la seguridad de las instalaciones que formarán parte de la refinería de Dos Bocas, pues podría aumentar el tiempo de respuesta ante un incidente.
 
Desde el año 1965 hasta el 2008 se han acumulado un total de 751 incendios registrados en refinerías. Esto debido a una demanda constante de petróleo y sus derivados, ya que, a escala global, la demanda asciende a 89.52 millones de barriles al día. Esta producción y venta, alcanza una cifra de negocio cercana a los 9,800 millones de dólares al día. Por lo tanto, suponiendo que un incendio provoca una parada mínima de un día en una refinería de tipo medio (180,000 bpd) las pérdidas económicas de un incidente de esta naturaleza ascenderían a 19.8 millones de dólares. Además de la posibilidad de la pérdida en vidas, así como las posibles lesiones y complicaciones de víctimas sobrevivientes.

La protección que recibirá Dos Bocas

En Paraíso Tabasco, en un predio de 600 hectáreas está en proceso de construcción la refinería Dos Bocas, proyecto que contempla 17 plantas de proceso, 56 tanques de almacenamiento, 34 esferas, además de talleres, cuartos de control, edificios administrativos y de servicio.
 
La forma en que este recubrimiento protegerá a la refinería en caso de una emergencia es a través de su tecnología de punta que, al ponerse en contacto con temperaturas mayores a 500 grados centígrados, se expande para formar una capa sólida aislante, la cual le da al personal una ventana de tiempo extra para evacuar las instalaciones o aislar la fuente de calor, según sea necesario. Además, este recubrimiento es 15% más ligero que los sistemas epóxicos de protección que se encuentran en el mercado, lo cual brindará a los empleados un peso más reducido en los materiales, traduciéndose en estructuras más seguras y resistentes al desplome.
  
Con un avance de construcción del 33% completado a la fecha, se prevé la conclusión del proyecto de Dos Bocas el 22 de julio de 2022, por lo que se ha requerido una solución técnica capaz de cumplir con los ambiciosos tiempos de aplicación del sistema completo.
 
La Solución Pitt-CharrNX, es un recubrimiento de dos componentes, 100% sólido, diseñado para resistir los peligros generados por la combustión de hidrocarburos. El sistema de recubrimiento que se aplicará en la refinería ha sido puesto a pruebas de fuego según estándares internacionales y cumple con la norma UL 2431 Y NORSOK M501 Rev 6 sin acabado; regulada bajo la ISO-12944. Además, esta tecnología ha sido puesta a prueba en el Centro Tecnológico de Protección Global, certificado por UL, certificadora internacional especializada en incendios.
 
Con esto, el peso por metro cuadrado del material sobre la estructura es hasta 30% menor que otros productos similares. Debido a la magnitud y complejidad del proyecto, PPG se ha asociado con Recal Recubrimientos para contar con la capacidad para aplicar el recubrimiento simultáneamente en todos los talleres de fabricación de estructura, incluyendo en el sitio de montaje en Paraíso, Tabasco.