in

Malware se propaga bajo la apariencia de la nueva versión Windows 11

A solo un mes de su presentación, Kaspersky ha detectado y bloqueado más de 800 intentos de infección de diversas amenazas disfrazadas de Windows 11

Malware se propaga bajo la apariencia de la nueva versión Windows 11

El 24 de junio, Microsoft presentó oficialmente Windows 11, una nueva versión de su sistema operativo (SO) Windows que se ofrecerá a los propietarios de PCs este año. Sin embargo, dado a que el SO ya está disponible para su descarga y adopción temprana, Kaspersky ha descubierto que los ciberdelincuentes ya están aprovechando el interés por esta actualización para distribuir malware bajo la apariencia del nuevo sistema operativo de Microsoft.

Para obtener más información sobre cómo se aprovechan los estafadores de los impacientes usuarios de Windows, los investigadores de Kaspersky analizaron archivos maliciosos que aparentaban ser la actualización de Windows 11. Tan solo durante el primer mes de haberse presentado la versión del nuevo sistema operativo, los productos de Kaspersky detectaron y evitaron 850 intentos de infectar a los usuarios por medio de archivos con diversas amenazas disfrazadas de Windows 11.

%nombre de archivo%
Ejemplo de un instalador falso de Windows 11

Los expertos de Kaspersky también destacaron la diversidad del panorama de amenazas. Descubrieron descargadores y adware relativamente inofensivos, que las soluciones de Kaspersky clasifican como “no virus”, así como troyanos plenamente desarrollados, puertas traseras y stealers, o ladrones de información, cuya función es recopilar secretos de los usuarios, como las contraseñas guardadas o cookies de los navegadores.

Por ejemplo, los investigadores de la empresa encontraron un archivo malicioso con un tamaño de 1,75 GB, lo que hace creer al usuario que realmente podría ser un sistema operativo. Este archivo contiene una gran cantidad de datos inútiles que no se utilizan de ninguna manera durante la instalación. Si un usuario abre este archivo, se iniciará el instalador, que parece ser un asistente normal para la instalación de Windows. Su objetivo principal es bajar y ejecutar un segundo instalador, que a su vez instala en el sistema adware, aplicaciones potencialmente no deseadas u otros tipos de malware. Lo más interesante es que, en este caso, el mismo usuario da permiso para instalar todo eso.

Para evitar bajar archivos maliciosos que se hacen pasar por Windows 11, Kaspersky recomienda:

  • Sea escéptico con relación a noticias u ofertas demasiado generosas para el nuevo sistema operativo.
  • Compruebe siempre la autenticidad de los sitios web que visita.
  • Solo baje los sistemas operativos de las tiendas oficiales.
  • Utilice una solución de seguridad confiable, como Kaspersky Security Cloud, para tener protección integral contra una amplia gama de amenazas.