in

Estrategias para incentivar la contratación de mujeres en puestos de tecnología

El 30% de las mujeres forman parte de la industria o área de tecnología. Solo 1 de cada 5 egresados de carreras tecnológicas es mujer.

Estrategias para incentivar la contratación de mujeres en puestos de tecnología
9 / 100

La discusión sobre la participación de mujeres en cargos de tecnología está más vigente que nunca. De acuerdo con la UNESCO, sólo el 30% de las mujeres forman parte de la industria o área de tecnología en la actualidad. 

Pero comprender los factores que inciden en su baja contribución en esta industria hará que las compañías puedan enfocar esfuerzos de manera estratégica y hacer frente a la carencia en la oferta de talento femenino con formación tecnológica. 

Por ello, Technology by PageGroup presenta Women in Tech 2021, un reporte sobre que están haciendo las organizaciones para romper las barreras de género y atraer más talento femenino al sector y a las áreas de TI dentro de las compañías. 

La investigación recoge la visión de los principales mercados de América Latina, específicamente de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y algunos países de Centroamérica. 

Entre los hallazgos destaca que para el 38% faltan postulaciones por parte de las mismas mujeres, un 37% cree que hay pocas oportunidades para el talento femenino, un 25% considera que escasea en las mujeres el conocimiento técnico requerido y el 17% que falta en ellas la experiencia necesaria para ocupar este tipo de cargos.

Con esto en mente, las organizaciones están comenzando a implementar una serie de estrategias para incentivar la contratación de mujeres en la tecnología. El 24% está diseñando programas de inclusión de mujeres en temas de gestión, negocio y liderazgo. 

Otro 21% están enfocadas en los programas de visibilidad para generar conciencia sobre la importancia de la diversidad y la inclusión, 20% en los programas de entrenamiento y mentoría específicos para mujeres dentro de la empresa, 15% en los programas de liderazgo femenino y 14% están centradas en los apoyos educativos para que más mujeres puedan formarse profesionalmente. 

Sin embargo, aún falta un largo camino que recorrer; se requiere emplear a más mujeres mediante procesos de reclutamiento sin sesgos inconscientes, y esto empieza desde la forma en cómo son redactadas las vacantes; las empresas deben asegurar un porcentaje de mujeres participantes en las postulaciones y usar diversas herramientas tecnológicas, como la Inteligencia Artificial (IA) para evitar sesgos y dar más imparcialidad a los procesos de reclutamiento. 

En la investigación también se halló que permea la necesidad de contar con mayores oportunidades de promoción, ofrecer un trabajo flexible a las mujeres para animarlas a que se interesen por la tecnología, crear más programas de formación que incluyan tutorías y opciones para reintegrarse a la vida laboral y usar anuncios dirigidos para motivar que más mujeres se desarrollen en este sector. 

Por otro lado, es importante que se comunique a las mujeres desde temprana edad los beneficios de trabajar en este sector para que estudien programas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. 

El 27% de los encuestados establece que el mayor agente de cambio para derribar las disparidades existentes hoy en la industria tecnológica es la Educación, donde el trabajo con las instituciones educativas es clave para motivar a las mujeres a que estudien carreras relacionadas con esta industria.

En América Latina, de acuerdo con Crack The Code, 26% del talento en empresas de tecnología está ocupado por mujeres y esto en parte es porque solo 1 de cada 5 egresados de carreras tecnológicas es mujer. 

A pesar de las oportunidades interesantes que hay en el mercado en cuanto a posiciones de liderazgo dentro de este rubro, las mujeres no están considerando la tecnología como una carrera posible, en parte porque no cuentan con una guía que les proponga la tecnología como una opción viable. 

Si bien el 33% de los hombres encuestados dice que les han sugerido una carrera en tecnología, la cifra para las mujeres es solo del 16%, una falta de mentoría que está ayudando a reforzar el estereotipo de una industria dominada por hombres. 

En consecuencia, es necesario promover una educación en la que generaciones más jóvenes reconozcan de qué manera pueden proyectar su futuro profesional en un ámbito donde la tecnología y las ciencias son cada vez más importantes; mostrarles cómo la tecnología es un mundo fascinante lleno de conocimiento, de retos y una puerta para las mujeres que quieren tener carreras técnicas, comerciales y gerenciales. 

Hoy, las compañías en América Latina reconocen que se deben hacer grandes esfuerzos para reinventar los programas de atracción y retención de talento femenino, sobre todo, para las áreas de tecnología, puesto que han comprendido que la representación equitativa de género garantiza contar con talento diverso en percepciones, capacidades y habilidades, donde hombres y mujeres puedan contribuir desde su máximo potencial al desarrollo y mejora de procesos, a partir de enfoques integrados y soluciones innovadoras. 

La brecha de género en tecnología tiene implicaciones importantes para la productividad y la competitividad de la economía de los países. Por lo tanto, para que las empresas y las economías desarrollen todo su potencial, es vital crear una sólida cartera de mujeres en tecnología.