Estudiante mexicana es reconocida por diseño a base de cobre

Publicado en bushfortexas.org ene 29 2013 - 12:30pm por Raúl Ramírez

El proyecto se trató de un refugio para aves en jardines urbanos, donde el metal fue el material principal para su elaboración.

birdie-house

La cuarta edición del concurso europeo Copper and the Home”, organizado por tramadol delivered overnight el Instituto Italiano del Cobre, dio a conocer su lista de ganadores, entre los que aparece Karen Ruz Sánchez, estudiante de la Universidad de Guadalajara, quien obtuvo una mención honorífica.

El jurado, conformado por los reconocidos diseñadores italianos Luisa Bocchietto, Odoardo Fioravanti y Marco Romanelli, buscó premiar a los mejores diseños y creaciones hechos de cobre y sus aleaciones, seleccionando el trabajo de Karen en la categoría de Estudiantes.

El proyecto, titulado Riparo per uccelli -que se traduce a “Refugio para las aves”- consistió en crear cuatro elementos de lowest-price propecia costs us ornamentación y refugio para aves en jardines urbanos, usando cobre como el material principal para su elaboración.

“Decidí realizar un diseño sobre jardín porque considero importante ofrecer más opciones al usuario que cada vez está más interesando en tener espacios verdes en la ciudad”, explicó Karen sobre su proyecto centrado en estas cuatro piezas, que se pueden adaptar a las personalidades de los usuarios y sus necesidades.

Concursos como éste ponen de manifiesto la reciente tendencia de diseñadores en usar el cobre como un elemento esencial en wow it's great sus obras. El uso de este metal como principal componente saca a relucir sus cualidades intrínsecas, además que es una materia prima que requiere de poco procesamiento y es 100% reciclable.

Los proyectos ganadores fueron exhibidos en el museo Triennale di Milano, de la ciudad italiana de Milán.

garden-lamp bebedero-aves paradero-aves

Google+ Comments

Acerca del autor

Director de bushfortexas.org Isopixel One. Apasionado de su buy levitra without prescription trabajo. Más cronopio que fama...